Crítica a la serie ‘Sexo en Nueva York’

La serie ‘Sexo en Nueva York’ está basada en un libro llamado ‘Sex and the city’ de Candace Bushnell, famosa por haber escrito artículos sobre sexo en el New York Observer. Candance actualmente reside en Manhattan.

bmowi4liiaa0qfp (1)La serie se desarrolla en seis temporadas, desde 1998 a 2004, y se presenta como una crítica social sobre los tipos de relaciones entre hombres y mujeres, y en ocasiones, entre hombres. Trata sobre muy diversos temas, pero siempre se presentan las relaciones como tema principal. La serie pretende ahondar en si las mujeres, a su estilo (extrapolado a los gays como mujeres), son capaces de adoptar el comportamiento estereotipado sexual masculino, frivolizando el amor y el sexo. Hay que destacar, que existe una intención de mostrar una liberación de la mujer frente al dominio masculino, pero en verdad, consigue todo lo contrario. Son cuatro mujeres, Carrie Bradshaw, escritora y narradora de la historia, y sus tres amigas, Miranda Hobbes (abogada), Charlotte York (galerista de arte), y Samatha Jones (trabaja en relaciones públicas).

El papel femenino de la serie, se muestra divertido, superficial, alegre, juega con el amor… pero también es el que más piensa sobre la situación, se frustra, se entristece, comete errores… Si bien es cierto, que el estereotipo femenino ‘siempre está de compras y entre amigas’, las cuatro mujeres pueden ser vistas constantemente desde una perspectiva capitalista, donde no paran de comprar ropa. Los regalos de los hombres son la mejor forma de convencer a una mujer de que las quiere, mostrando un materialismo abrumador. Y en una ciudad tan grande como es la de Nueva York, da que pensar que se encuentren justamente con la persona con la que están emocionalmente vinculadas.

sexo-nueva-york-compras

En la figura femenina, adoptando las costumbres estereotipadas masculinas tal como la serie muestra, las cuatro mujeres se acuestan con un hombre cada noche, después de emborracharse, fumar y salir de fiesta tanto entre semana como en fin de semana habiendo cumplido ya los treinta años. Entonces, en esta serie cuyos valores se basan en un estilo de vida consumista que solo aspira a vivir el momento, ¿Por qué del éxito de ‘Sexo en Nueva York’? ¿Por qué razón la serie es tan vista, comentada y afamada? Bien es cierto que las series atrapan al espectador con historias que pueden ser más o menos interesantes, pero ¿será el culebrón, el morbo y los temas que tratan, el gancho que nos atrapa para seguir viendo la serie?

Por otra parte, también enfocan las relaciones entre hombres homosexuales como un prototipo de hombre afeminado, con prendas extravagantes, amanerado y promiscuo. Muestran a los gays como una mente de mujer encerrado en un cuerpo de hombre. ¿Acaso piensan que tal estereotipo, es la única expresión de la homosexualidad masculina? Y hablamos de homosexualidad masculina, por que la homosexualidad femenina, apenas está reflejada. El modelo capitalista también puede verse representado en ellos, no como consumistas, que también, sino como expertos en moda y en combinaciones que ‘están a la última’. Anthony Marentino, homosexual amigo de Charlotte, la más puritana y conservadora de todas, es uno de los más afeminados, y el personaje tiene un aire de superioridad y superficialidad que resulta irritante.

willie-garson

La homosexualidad puede desarrollarse y podría haberse enseñado como una expresión de amor y belleza entre personas del mismo sexo, pero el heterosexismo de la sociedad actual que recoge la serie, prefiere ver al homosexual como un hombre rodeado de mujeres, entre las cuales sin glamour, dinero ni ropa no es nada.

Por tanto, ¿deberíamos continuar viendo y comentando la serie, incluso cuando perpetuamos unos valores dañinos para la progresión de la sociedad? En caso afirmativo, ¿prolongaríamos en el tiempo las ideas heterosexistas y homofóbicas, donde se muestra al homosexual como un hombre débil, afeminado e insulso producto de esta sociedad? ¿Prolongaríamos en el tiempo la idea de que la mujer es propiedad del hombre, y la pareja es solamente un juguete sexual de pasatiempo?

Anuncios

4 pensamientos en “Crítica a la serie ‘Sexo en Nueva York’

  1. Pues, sin ser un experto, creo que existe una falla generalizada con respecto a las ideologías y morales, algo que afecta a esta crítica sobre la serie. Cuando nosotros vemos un filme Nazi, muchos podrían repudiarlo y considerar el mensaje incorrecto… pero otros hacen el esfuerzo de dejar de lado el mensaje aberrante y concentrarse en otras cualidades, sea el manejo o sus técnicas propagandísticas (“El Triunfo De La Voluntad”). Uno repudia lo que esté en el alcance inmediato de ser repudiado. Uno puede reprochar a películas tales como “Harry El Sucio” o “Harry Brown” el hecho de que su imposición sea tan fascista (acabar con los delincuentes y criminales sin importar los métodos) ya que es esa la intención princiopal del filme. En “Sex And The City” la intención reside en desestructurar el sexo, la homosexualidad de su condición de Tabú. Si para ese cometido se ciñen estereotipos como la mujer frívola o el gay afeminado, sería reprochable, pero en última instancia no es la intención principal de la serie. Aquí tenemos a cuatros chicas cruzando los 40 años, etapa donde sus discursos pueden catalogarse de sinceros: el sexo es parte de la vida, y sus años lo demuestran. Con tu lógica ¿Deberíamos entonces repudiar el personaje de Peggy Bundy? Además ¿Que tiene de malo la frivolidad, si estas chicas son inteligentes y urbanitas profesionales? La superficialidad es mala cuando se cree un valor indispensable de la vida. En “Sex And The City” la moda o superficialidad no deja de ser un accesorio grande pero para un propósito mayor

  2. Creo que hasta cierto punto, tienes razón en tu crítica, pero… solo hasta cierto punto.
    El personaje de Anthony Marantino, me resulta igualmente odioso, en todos los sentidos. No tanto y no únicamente porque resulta caricaturesco, estereotipado y pretencioso en la conducta que muestra, sino porque el personaje en sí, creo que fue diseñado para ser odioso.
    Como contraparte ó contrapeso de esa figura negativa del gay, están los personajes de “Stanford” y su novio “Marcus”, que se muestran mucho más afables y ligeramente menos estereotipados.
    Además, sí has visto toda la serie como para realizar una crítica, existen capítulos donde rompen con los estereotipos: Tanto de las relaciones hombre-mujer, como entre gays y sus formas de relacionarse y comportarse…
    En lo personal, soy gay y ví la serie durante la adolescencia…
    Creo que, más que reflejar a las mujeres en general, debemos verlo como un reflejo del estilo de vida hiperconsumista que viven estas mujeres (Hiperconsumista, no tiene porque ser un termino negativo). A fin de cuentas, poniendolo en terminos llanos, son mujeres de clases altas y media alta, con gran vida social, estadounidenses, atractivas, y con un poder adquisitivo amplio que, sí bien no te obliga a “salir siempre y estar con varios hombres”, definitivamente te da las posibilidades (tanto sociales, como ecónomicas y de disponibilidad de tiempo) para hacerlo. Se debe ubicar el contexto sociocultural, ecónomico y social que reflejan ellas; evidentemente en España ó América Latina, las cosas son diferentes…, aún más sí nos ponemos a pensar que la realidad ecónomica, geográfica, social y cultural de Nueva York y otras urbes del mundo, es ampliamente diferente.
    Algunos de los actores y realizadores, incluso han declarado que admiten que no refleja a todas las mujeres… La serie, en su momento, estuvo super patrocinada por diseñadores de grandes marcas; no era cuestión de libreto, sino más bien razones de marketing (igualmente válidas, creo yo) las que los llevaban a exagerar el glamour, los lujos y los excesos…
    Comentas que ellas promueven el “salir con alguien cada día”, “recibir regalos caros”, etc., pero hay que tomar en cuenta que la realidad ecónomica y social de EUA no es la misma de, antes del atentado contra las Torres Gemelas… De hecho, después del atentado y del cambio ecónomico y social que trajó, modificaron sus contenidos y la última temporada se volvió extremadamente “light” tanto en el glamour, como en las temáticas sexuales, emocionales, sociales, etc.

  3. Me parece a mí que los valores “dañinos para la progresión”, se los ha sacado usted de la manga, señorito. Al fin y al cabo, el que se obceca con ver algo, lo ve, sea real, o no. Que Anthony sea un homosexual femenino no implica que el resto de homosexuales lo sean, simplemente es la forma en la que han construido al personaje, y no me parece para nada perjudicial porque, a decir verdad, es uno de los personajes más entrañables y al que más cariño se le coge según van avanzando los capítulos. De hecho, se demuestra a lo largo de la trama que se apoya ferreamente a prostitutas, homosexuales, transexuales, tríos, intercambios de pareja, y demás asuntos “mal vistos” por la sociedad. Eso, claro, si no estás obsesionado con que es un estereotipo perjudicial; tanto, que te pierdes la trama que subyace.

    En cuanto a las mujeres que salen pasados los treinta… ¿No está cayendo usted también en un estereotipo cruel y discriminatorio? ¿Salir a beber, fumar, y pasárselo bien es exclusivo para la juventud? Ellas disfrutan de la vida, sí, igual que la sufren en sus respectivas relaciones, trabajos, etc. Enfocan diferentes puntos de vista que a mi parecer reflejan bastante bien no solo a la mujer, sino también al hombre moderno, y por eso es capaz de dejar prendidos del televisor a sus espectadores. Porque abarcan un amplio abanico de roles muy comunes en la sociedad actual y saben hacerse querer.

    Ah, y me parece horrible que la crítica no recoja para nada la progresista mentalidad de Sam, una mujer liberal, sin ningún tipo de tabú, con más psicología que el resto, pues aunque intenta mantenerse frívola y dura con respecto a temas emocionales, encontramos que es el personaje menos plano, capaz de sentir más que ninguna otra, de valorarse, de decir “aquí mando yo” a los hombres. Claro, esto también pasa inadvertido si el espectador solo va buscando “estereotipos dañinos para la progresión”.

    Y para terminar decir que las cuatro mujeres que protagonizan la serie tienen puestos importantes, con los que ganan dinero que, naturalmente, pueden gastar como plazcan, yendo a fiestas, eventos, o comprando zapatos. La frivolidad es, precisamente, un punto a favor de la serie, convirtiéndose en el eje principal en el que gira su particular humor. Pero si usted no es partidario de este, y se ha quedado estancado en él, tomándolo tan apecho que no ha disfrutado verdaderamente la psicología de la serie, amigo, solo ha degustado superficialmente estas maravillosas seis temporadas y, por tanto, perdido el tiempo.

    • Con Anthony, puede que el resto no sean afeminados, pero alguien (supongamos hetero y conservador) que no conoce esta realidad, es lo único que verá y con lo que se quedará.
      Con las mujeres, no creo caer en el estereotipo, porque pasárselo bien y disfrutar de la vida, está bien. Emborracharse y parecer unas borrachas y acabar con uno cada noche, es la imagen que queremos dar a la sociedad de las mujeres?
      Si no critico la actitud de Sam, es porque no me parece nada mal que una mujer se plante frente a los hombres, ya que hay mucho abuso todavía de los segundos a las primeras.
      Y por lo que leo, estará a favor, por supuesto, de salir de compras cada día, recibir regalos por parte de los hombres constantemente (caros, porque si no, no valen nada) y comprandose ropa de 500 €, ahora que estamos en crisis no?
      Espero haberle ayudado a reflexionar sobre lo que opino, yo sigo pensando lo mismo, pero le agradezco el comentario

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s