Mi nueva realidad: Asociaciones para un mejor activismo

bmowi4liiaa0qfp (1)Últimamente, creo que no andaríamos desencaminados, si dijésemos que esta sociedad está descontrolada. Primero porque los conservadores que ejercen el poder se creen con el derecho a reprimirnos y quitarnos los derechos que habíamos conseguido ya. Y mientras una pequeña parte de la ciudadanía sigue luchando para que los estragos que está causando el gobierno actual, sean los mínimos, la exclusión social, la homofobia, la bifobia, la transfobia, el racismo, la xenofobia, la discriminación al diferente, últimamente campa a sus anchas. ¿Y por qué? Por que en cierta medida, estamos dejando que ocurra. Cedemos ante el miedo, y no pensamos en el potencial que tenemos para cambiar nuestro entorno.

Hace prácticamente dos meses que me uní a una asociación. Esta asociación se llama Arcópoli, y está formada principalmente por jóvenes concienciados, que han decidido luchar por la sociedad y el mundo que deseamos. No voy a hablar representando a Arcópoli, sino mi propia perspectiva individual. El mundo que buscamos los activistas, es un lugar donde todos seamos vistos como las personas que somos, y comprendamos, que no existe motivo ninguno para discriminar. La progresión de la sociedad, es imprescindible, donde se garanticen todos los derechos de cada persona.

Al contrario de lo que podamos pensar, unirse a una asociación, o ser simplemente simpatizante, es una experiencia que merece la pena. No solo porque encuentras personas con tus mismos intereses, sino porque puede suponer una etapa de crecimiento personal muy beneficiosa. Arcópoli ha representado para mi, el primer lugar donde me he sentido aceptado y comprendido al 100%. Es una asociación muy comprometida con la política social y con los DDHH. Todos somos personas con inquietudes muy diversas, luchadores, concienciados en temas sociales, y siempre buscamos compartir experiencias enriquecedoras. Allí todo el mundo puede gozar de la plena igualdad.

En el poco tiempo que he estado, he podido notar alguna que otra tensión por temas principalmente burocráticos pero… ¿Y dóndeP103004aaa2 no las hay? Todas las personas que pertenecen a Arcópoli me han apoyado directa o indirectamente, y hemos debatido muchos temas interesantes. Es una asociación muy activa, y quien haya acudido a actos como el de la prevención y  prueba rápida del VIH o al día de los DDHH, lo sabrá. La presidenta misma de la FELGTB se ha mostrado orgullosa por nuestro trabajo del día a día. He encontrado personas honestas y solidarias, que incluso podría decir que han erradicado mis prejuicios internos.

He vivido muchas experiencias en 2 meses, y hay quien podría decir que tanto ‘activismo’ le abrumaría. En absoluto. Cada día que estoy con la gente de la asociación, es un día más de crecimiento, de concienciación, de lucha, de visibilidad y de integración. Es ejemplar en las acciones, los voluntarios, la ilusión de saber que estás promoviendo el cambio. Todas las asociaciones que busquen algún referente, podrían inspirarse en Arcópoli. Y no solo eso, sino que si en algún punto no existe ninguna asociación, animo a que se creen encuentros y asociaciones, ya que aún queda mucho que hacer. Que no nos venzan jamás los miedos, y siempre vayamos con la cabeza y nuestra dignidad bien alta. Desde luego, si queremos cambiar nuestra sociedad y mantenernos activos, una elección certera es pertenecer a una asociación.

– No somos peces que se dejan arrastrar por la corriente – – Somos personas activistas que no se rinden – ¿Eres tú un pez?

Anuncios

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s