La barbárica criminalidad de las violaciones correctivas. Abusos atroces.

La definiciónper se‘ de las denominadas “violaciones correctivas” es: “eufemismo que se refiere a la violación de mujeres lesbianas por parte de hombres, con el supuesto fin de cambiar la orientación sexual de la víctima”. El término se utiliza principalmente en África, donde por ignorancia, se cree que la orientación sexual es algo que se pueda cambiar. Uno de los grandes problemas, es que muchos hombres africanos pueden justificar ciertas perversiones mediante el uso de este término tan abominable.bmowi4liiaa0qfp (1)

Tras establecer esta creencia, existen hombres que violan a mujeres, ya sea solos o en grupo, para intentar cambiar su orientación sexual de lesbiana a heterosexual. Esta forma tan repugnante de barbarie criminal, cuenta con una doble discriminación, por mujer y por lesbiana, y ya Kerry Frizelle (psicóloga sudafricana) lo calificó como crímenes de odio. Y en mi opinión, toda persona que se crea con el derecho a llevar a cabo este tipo de acciones, debería ser condenado a cadena perpetua, como mínimo.

P10300a42Estas violaciones correctivas traumatizan hasta un punto límite a la persona que lo sufre, pero es que suelen llegar más lejos, cuando estos hombres, llegan a asesinar a sus víctimas. Como en el caso de la pareja lésbica Sizakele Sigasa y Salome Massooa, que tras ser violadas, fueron asesinadas. Otro caso similar fue la jugadora de fútbol y activista LGTB+ Eudy Simelane, que fue violada y asesinada con 25 puñaladas. Este caso, al alcanzar cierta repercusión internacional, llegaron a capturar y condenar a los culpables, aunque nunca llegó a considerarse un crimen de odio (enlace). Debería haber una gran repercusión internacional por cada violación de los DDHH, pero nada parece hacerse.

Ya se han actuado en algunas ocasiones, mediante activismo feminista LGTB+ contra este tipo de degeneraciones por parte de hombres ignorantes que solo desean aprovecharse de ellas. Una de las campañas fue promovido por el colectivo lésbico Luleki Sizwe, que se manifestaron en Sudáfrica por la protección de los derechos de la mujer y del colectivo LGTB+. Un gran apoyo fue mediante “Change.org”, donde recogieron firmas para potenciar su acción.

Por muy difícil que sea, hay que seguir luchando contra el machismo y la LGTBfobia, y cualquier tipo de discriminación, aún más cuando, tras la muerte de Madiba, se espera un repunte de discriminación contra las personas LGTB+. Si no luchamos nosotros… ¿Quién lo hara? La respuesta es nadie. Somos nosotros quienes debemos dar ejemplo, y cambiar la sociedad para hacer de éste, un mundo mejor. El amor siempre gana (love always wins), pero cuantos más trabajemos por ello, antes conseguiremos nuestro objetivo de poder amar en libertad.

Anuncios

4 pensamientos en “La barbárica criminalidad de las violaciones correctivas. Abusos atroces.

  1. Es super importante todos los temas que tocan es este espacio tan importante. Para una mejor educacion.

  2. El problema es que la utilidad se pone en entredicho -de las penas se entiende- precisamente porque nunca han recibido los medios adecuados para las fases posteriores al encarcelamiento del sujeto; pero de ni este gobierno, ni del anterior. Eso en el caso de España. En el caso de África, descontando ciertas zonas del norte de la misma, hay un Derecho Penal inestable, con carencia de elementos que aporten seguridad jurídica. En algunos sitios aún su derecho positivo queda anclado a la tradición de castigo como mero elemento de castigo. Hacer un estudio comparado horizontal, de todas las regiones, es una tarea que evoca las ganas de saltar de un octavo piso (pero sin cuerda ¿eh?). Con lo cual, quizás si convendría que la globalización fluyese e innovase hacia textos penales y otras leyes que respetasen los DDHH. Pero claro, que un organismo pretenda hacerlo ¿Y sabes que pasará? Que los países con asuntos comerciales de explotación, esos mismos que llevan años aprovechándose del estancamiento al cual han inducido a estas gentes, tacharán a dicho organismo de ser el malvado Gobernador de Pocahontas que va a darles “progreso” a los pobres indígenas. Cuando lamentablemente, necesitan con urgencia fórmulas y elementos de progreso para explotar ellos mismos sus recursos y aumentar su nivel de vida. Y por experiencia histórica, un país con buen nivel de vida es un país con menos delitos y más abocado a integrarse hacia la costumbre global.
    Es decir, una forma de luchar también contra la LGTB-fobia en esos países, es ayudar a mejorar a esos países (pero para conveniencia de ellos, no de las grandes empresas). Y creo que es importante tener en cuenta eso, porque nos reduce a una idea base como es que “ayudar a los demás genera cosas buenas”.
    Un abrazo,
    Y aquí seguimos.

  3. Una buena información, como de costumbre, junto a una redacción excelente. Pese a todo, Marcos, te hago una serie de puntualizaciones al texto; que creo que sabrás encajar perfectamente. Si atiendes al concepto internacional de los “Hate crime”, encaja perfectamente, pero el problema es como se lleva a cabo la punición de la conducta en el ordenamiento interno; a lo cual, te indico, que las definiciones de lo que es o no crimen de odio varían demasiado y eso nos lleva a posibilidades penales relacionadas con la globalización, que no sé hasta que punto serían positivas porque chocarían frontalmente con principios del D.Internacional Público ¡terreno peligroso!. De otro lado, coincido contigo en que es una barbarie, y una atrocidad que causa repugnancia. Pero no puedo aceptar tu comentario respecto al empleo de penas privativas de libertad con carácter perpetuo. Que como bien sabes, sino te lo indico yo, ha sido la pena clásica en los estados totalitarios dada la exención de garantías jurídicas y su desacercamiento a valores de reintegración social. Son penas peligrosas y que no poseen una verdadera prevención general, sino una prevención especial ¡Y tan especial! como que ya no existe la posibilidad de delinquir. Nuestro querido Gallardón quiere recuperar ese modelo ¿no te genera escalofríos? A mí me los lleva generando desde que era un corre-a-clase-de-derecho-penal-para-pillar-el-mejor-sitio, allá por el 2009 ¡Nada y menos, pero mira que ha llovido! De cuanto a la muerte de la deportista, desgraciada muerte -debo decir-; no sé si lo de poner en negrita lo de las 25 puñaladas es a conciencia para que observemos la atrocidad del hecho, pero también te digo que hubo un caso en España donde el sujeto pasivo recibió 46 puñaladas, y no se consideró alevosía al demostrarse bajo criterio médico que murió con la primera (detalle curioso que seguro despierta tu interés, con lo inquieto que eres como bloger y tuitero). Un saludo, y a seguir luchando.

    • Un comentario excelente, sin lugar a dudas. Tienes mucha razón en cuanto a la polémica de las penas contra estos actos atroces, y siempre se podría debatir sobre su utilidad o si llevar a cabo otras medidas, ya sean más o menos “invasoras”desde el exterior. Por otra parte, nunca he mencionado al segundo chico ya qie desconocía su caso, pero así mismo igual o más escalofriante. A pesar de todo, solo me sigue animando a luchar y luchar, y a convencer a todos para que luchen a mi lado, y todos seamos reconocidos por lo que somos: Personas en igualdad

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s