Plumofobia, otra ridícula forma de discriminación

bmowi4liiaa0qfp (1)La mayoría de las sociedades en el mundo, avanzan poco a poco hacia gozar del derecho de ser un@ mism@, ya seamos lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales… No reclamamos más que el derecho a amar en libertad, totalmente diferente de la palabra “libertinaje”, usada por los LGTBfobos manipuladores de siempre, que tratan de tergiversar nuestro discurso, y postergar la erradicación de su odio y sus prejuicios. EEUU (y sus diferentes estados), Canadá, España, Francia, Reino Unido, Nueva Zelanda, y los diferentes países de latinoamérica, progresan día a día contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, frente a países como Rusia, o continentes como Asia y África, que aún siguen criminalizando hasta la muerte a las personas LGTB+.

Existen y han existido muchos movimientos sociales a lo largo de la historia, y por suerte, desde el 28 de JuNio de 1969, nació y se extendió el movimiento por la diversidad afectivo-sexual, conocido como “Stonewall“. En dicho movimiento, se incluyen a todas las personas “no heterosexuales”, pero sin excluir realmente a las personas “sí heterosexuales”, P10300aa42pues la sociedad nos engloba a todas y todos, y buscamos la no discriminación bajo ningún tipo de “argumento”, pues nada justifica la discriminación entre iguales, que es lo que somos. A pesar de la barbarie LGTBfóbica del día a día, nuestro activismo y nuestra lucha nos honran, pues defendemos derechos humanos que nos corresponden, nuestra acción facilita la vida de las personas LGTB+ de las generaciones venideras, y los discriminadores vuelven a ridiculizarse intentando que seamos ciudadanos “de segunda”.

Aún persiste mucha LGTBfobia hetero-normativa, y estoy seguro de que la llamada “plumofobia” proviene mayormente del heterosexismo heteropatriarcal que intenta criticarnos y humillarnos por no pertenecer a la norma. Pero… ¿Qué es la plumofobia? La plumofobia la defino yo (pues no he encontrado una definición oficial) como “miedo y rechazo a la pluma” o “miedo y rechazo a los hombres afeminados” donde volvemos a encontrar un factor más de discriminación. Aunque la pluma siempre se ha asociado a la feminidad en varones, también se puede entender como el “miedo o rechazo”, igualmente, a mujeres poco o nada femeninas (hombrunas), en contraposición a lo que dicta la heteronormatividad de lo que una mujer “debe” ser. A pesar de ello, no voy a hablar de las personas heterosexuales que aún conservan prejuicios históricos contra los hombres afeminados y/o las mujeres hombrunas. En este artículo, hablaré de la plumofobia incluso dentro del propio colectivo LGTB+, que a mi parecer es absurda e hipócrita, y por tanto, debemos reflexionar sobre ello.Bd4dHr-IUAEhWCQ (1)

No debemos olvidar que los primeros en ser discriminados son siempre los hombres con pluma, y las personas transexuales. De no haber sido por ellos, que comenzaron a luchar contra la LGTBfobia, actualmente seguiríamos como hace 50 años. Ése es el primer motivo por el que no deberían ser discriminados. Todos los pertenecientes a la diversidad afectivo-sexual deberían ser activistas, en mi opinión, por el hecho de que son reprimidos por ser quienes son, porque la sociedad hetero-normativa nos impide desarrollarnos en plena libertad, sin necesidad de ocultarlo. ¿Seremos nosotros quienes oprimamos a otros dentro de nuestro propio colectivo ya reprimido?¿No es algo hipócrita reclamar derechos y respeto, cuando nos mofamos y ridiculizamos a la persona con pluma? Y es más ¿Acaso todos los chicos con pluma son homosexuales? Realmente, son pocos los varones heterosexuales con pluma, pero ¿es que no tienen ellos el derecho de ser quienes son sin heteronormatividad?

P103004as2Basta ya de prejuicios, de estereotipos y de inquisición del medievo. Basta ya de avergonzarnos del compañero y de imponer límites, márgenes y muros que nos dividan. ¿Quiénes somos nosotros para decirle a otra persona qué hacer, cómo hacerlo y cómo comportarse mientras lo hace? ¿Quiénes somos nosotros para limitar un comportamiento, que no solo NO hace daño a nadie, sino que reprimimos a los que dieron la cara por todos nosotros en primera instancia, cuando el mundo entero estaba en nuestra contra? Eso si, en cuanto preguntes públicamente a la población, nadie se considerará plumófobo, pero ¿Quiénes somos nosotros para criticar actitudes de tal o cual persona? ¿Es que acaso nos creemos mejores que ellos, siendo obviamente iguales?

Si algo tengo claro, es que luchando entre nosotros no vamos a conseguir nada. ¿Quién es el que nos reprime para que dejemos de ser quienes somos en beneficio de la “norma”? Una sociedad heterosexista que empieza por unos y acaba por otros, acorralándonos por sectores y devorándonos uno a uno para que no seamos una gran “amenaza”. Señores y señoras, chicos y chicas, TODOS somos un equipo, y si discriminan al/a la compañer@, le defendemos, porque cuando nos agredan y vulneren nuestros derechos, los compañeros estarán para nosotros.

NI UN PASO ATRÁS EN DERECHOS NI LIBERTADES. NI UNA SOLA DISCRIMINACIÓN MÁS
BASTA YA DE PLUMOFOBIA… Y a volar…

P10300aa42

Anuncios

2 pensamientos en “Plumofobia, otra ridícula forma de discriminación

  1. Pingback: Marotos de la vida. | Cantera de Ideas

  2. Dentro de todos los movimientos minoritarios de liberación, acaba habiendo discriminación. En cuanto ese grupo que primero fue discriminado sale a la superficie y adquiere poder, automáticamente selecciona a otro a quien discriminar. Una pena, por otra parte. Un artículo excelente. Enhorabuena.

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s