El movimiento oso en la comunidad gay y el rechazo a la homo-normatividad

bmowi4liiaa0qfp (1)Si, en efecto. La comunidad LGTB+ protesta día tras día contra la hetero-normatividad a la que califican de opresora, de discriminadora y de evitar la garantía del respeto a todas las personas. Y a pesar de ello, se podría hablar de homo-normatividad, que no deja de ser una hetero-normatividad maquillada de tolerancia. No debería culparse a las personas individuales de seguir un patrón (como si de robots se tratase), sino que debe reflexionarse el porqué de la existencia de ese patrón.  La solución, desde mi punto de vista, sería reflexionar, debatir e intentar cambiar no solo la sociedad sino los grupos sociales que la conforman, para llegar a ser más inclusivos con todo tipo de diversidad. De este modo, la igualdad será plena, y no pecará de cierta hipocresía interna.

La comunidad oso se estableció y comenzó su camino a finales de los años 80 en San Francisco, dándose el “boom oso” en los años 90. En San Francisco, diferentes moteros se reunían habitualmente, dando pie a la creación de la revista “Bear Magazine” (revista oso). Por el éxito y la difusión de esta nueva comunidad, el movimiento fue extendiéndose a otras regiones, siendo finalmente una realidad global. A pesar de que hayan transcurrido 30 años desde la creación de esta comunidad, sigue existiendo actualmente mucho debate en cuanto a la definición de lo que es ser un oso.

11bproudHay quien comenta que no se puede ser un oso si no se tiene como mínimo alguna característica identificatoria mientras que otros dicen que es la voluntad quien marca la pertenencia o no a la comunidad. El estereotipo de hombre oso es un hombre (principalmente homosexual) de gran tamaño corporal y con vello tanto facial (principalmente en el bigote o la barba) como corporal. Los osos suelen ser lo que la sociedad denomina “viril”, contradiciendo el estereotipo de débil, delgado y afeminado. La G dentro de la comunidad LGTB+ les decía que por no pertenecer a la homo(-hetero)-normatividad serían rechazados, poco atractivos y poco deseados. Curiosamente, al no someterse a la norma crearon su propio movimiento, y actualmente son una comunidad independiente, y tan atractiva y deseada como cualquier otra.

Como hemos dicho, la comunidad oso fue rechazada por los gays homo(-hetero)-normativos en un principio, y aún sigue siendo rechazada por much@s en la actualidad. En respuesta a esta actitud, un aspecto esencial de dicha comunidad es su propia aceptación tal y como son, sin preocuparse de (y en ocasiones luchando contra) los estereotipos y prejuicios impuestos por la sociedad. Por lo general suelen darle bastante importancia a valores como son la amistad y la solidaridad, y éstas, unidas al ocio. En la actualidad se han creado más revistas que la Bear Magazine, existiendo otras como “American Bear” o “Husky”. Y a pesar de ser totalmente contrario a eventos como Mr.Gay por el hecho de ser homo(-hetero)-normativos y discriminatorios para cualquiera que no tenga un cuerpo 10, existen eventos para osos como son el “Mr. Bear International”, “Mr. Cub International” o “Mr. Daddy International”.5222

Suelen organizarse numerosos eventos específicos orientados a esta comunidad gay, en los que pueden entablar relaciones sociales con otros osos, con cachorros (proyectos de oso) y con chasers o cazadores (personas que buscan relacionarse afectivo-sexualmente con ella). Tanto ha fomentado esta comunidad su propia independencia en organización, imagen y/o activismo, que cuentan con espacios propios, música propia (enlace), incluso con terminología propia. Dándole nuevos significados a las palabras, los miembros pueden entenderse sin tener que recurrir a los mismos términos tradicionales. Estos términos son generales y abiertos, por lo que aunque esta definición sea la oficial, no tiene que ser la que estrictamente se ajuste a cada individuo que pertenezca a la comunidad oso:

  • Oso: hombre con vello generalizado en un gran cuerpo, generalmente de apariencia madura.
  • Cachorro (o “cub”): hombre joven que es proyecto de oso.
  • Cazador (o “chaser”): persona que siente atracción por los osos y que no se identifíca física y psicológicamente con la comunidad oso.
  • Chub o Chubby: hombre obeso sin vello corporal
  • Lobo: hombre de complexión normal con vello en el cuerpo y sobre todo con barba
  • Oso polar: un hombre muy maduro y con vello canoso
  • Papá oso: hombre corpulento y con vello que siente atracción por los cachorros
  • Quedada: es un encuentro organizado por osos, que suele durar un fin de semana.

P10300aa42La atracción de la comunidad oso se basa mayormente en una actitud que ha sido denominada “hiper-masculina” (potenciada por el leather, cuero). Esta actitud en ningún momento es contraria a la pluma aunque haya tristemente cierto grado de plumofobia. Así mismo, y de forma sesgada, se confunde la atracción por actitudes masculinas con el machismo como represión de lo femenino en favor de lo masculino. Hay que destacar explícitamente la diferencia entre los gustos por la virilidad (entendida según la sociedad) y el machismo, que en absoluto tienen nada que ver.

Además, en muchas ocasiones, el movimiento oso se ha relacionado con prácticas como el BDSM y el cuero, siendo igualmente asociado al bareback hasta la pandemia de VIH-SIDA. Que así haya sido no significa que a toda la comunidad oso le atraigan estas prácticas necesariamente. El BDSM significa bondage (atar a alguien con cuerdas), domination and sadomasoquism, y el bareback significa las relaciones sexuales sin protección. Es por ello que se han elaborado guías específicas para la comunidad oso, para evitar la propagación del VIH o ITSs (infecciones de transmisión sexual) (enlace). La comunidad oso junto a la cultura leather (cuero), juega en sus relaciones afectivo-sexuales con los roles de género de hiper-masculinización, y por tanto suele experimentarse con la dominación-sumisión, acordada previamente por cada participante en la relación-actividad.

P10300aa42P10300aa42

Creo que la cultura específicamente gay tiene mucho que aprender de la comunidad oso, que en ningún momento, al menos no desde mi perspectiva, ha rechazado otras formas de ser. Si ellos tienen sus propias formas de ser, sus propias costumbres alejadas de la homo-normatividad, si se demuestra por enésima vez que la diversidad es diversa, y no hacen daño a nadie ¿Quiénes somos nosotros para dictaminar y delimitar quiénes deben ser y cómo deben vivir? Algún día nos daremos cuenta de que el respeto es de todos para todos, y seremos tratados como las personas que somos sin importar nuestra edad, nuestro físico, nuestra orientación sexual, nuestra identidad de género, o incluso nuestra raza.

Sé feliz siendo quien eres y deja a los demás vivir siendo quienes son

Anuncios

12 pensamientos en “El movimiento oso en la comunidad gay y el rechazo a la homo-normatividad

  1. Cierto el comentario pero también hay dsicriminacion entre los osos, yo por mis características físicas (Tengo barba, vello corporal, complexión normal, edad mediana) podría ser considerado como un “lobo” dentro de esa comunidad, mas yo no me consideraría como miembro de dicha comunidad, aparte que ellos ( la mayoría ) si suelen ser muy excluyentes con otras personas lgbt y d igual forma con los heteros, vienen huyendo de un mundo hetero-opresor para ser ellos mismos discriminadores en el mismo circulo lgbt, TENER BARBA Y VELLO Y VERTE VARONIL NO TE HACE MAS HOMBRE

  2. Cuándo llegará el día en que los “osos” se abran a conocer y ser conocidos, a ser rechazados por otros y que eso no sea el fin del mundo, los que no son como ustedes no los van a rechazar por ser de una determinada manera, . Yo no soy oso ni quisiera que me rotulen de ninguna manera, soyJuan, Pedro, Gustavo, etc, y eso me hace único e irrepetible, no necesito pertenecer a un grupo de gente que sienta pasar la misma que yo para sentirme contenido, porque al hétero, al flaco, al gordo, al rubio, al morocho, al judío, al travesti, LOS DISCRIMINAN TODO EL TIEMPO, sean héteros o gay. Hay una realidad, la gente que es discriminadora te va a discriminar de todas maneras, tengas condiciones físicas similares o no, te van a discriminar por pobre, por gay, por que te gusta determinada cosa, etc. Yo he sido horriblemente discriminado en el grupo de osos, de dos páginas para osos, y no sólo eso, sino que he visto como se tratan entre ellos, como varios le hacen ciber bullyng a uno, lo he observado en más de un chat general.Seguramente hay gente piola entre los osos, en la misma proporción de gente piola que la hay fuera de ellos, si creés que te van a discriminar menos porque comparten carácterísticas o dicen pertenecer a un grupo del que son admiradores o miembros, ESTÁS MEANDO FUERA DEL TARRO negro.

  3. El articulo esta muy bien, pero yo que he vivido en la comunidad de los osos debo anadir que tambien hay discriminacion interna en dicho movimiento. Es decir, muchas veces se desprecia a la gente por ser oso si al otro le gustan los chasers y viceversa. Es decir que a veces se supedita la amistad a que el otro te guste sexualmente. Resumiendo que no es una comunidad tan bonita como la pinta el articulo. Yo me he alejado un poco porque puede llegar a ser destructiva…..pero sigo siendo oso y me siento oso y me gustan los osos.

  4. Ilustrativo artículo, creo que caemos en homo- o hetero-normatividad cuando pretendemos que nuestros cánones sean los mejores, los correctos o los únicos válidos. Que yo quiera casarme no me hace hetero-normativo necesariamente (salvo si creo que tod@s debiéramos buscar una pareja para toda la vida), lo mismo si no me atraen gays con pluma. Creo que nuestro ADN cultural tiene mucho de hetero-normatividad y LGTBfobia de la que hay que estar alerta, prevenirla y erradicarla.

  5. Excelente reportaje! Felicitaciones! No debería ser posible discriminar otras comunidades sabiendo que actualmente en muchas partes aun se lucha por la igualdad social, los mismos derechos y sobre todo contra la LGTBfobia. Saludos!

  6. Pingback: El movimiento oso en la comunidad gay y el rechazo a la homo-normatividad

  7. A mi lo que me parece muy triste es que la comunidad LGTB tenga esta tendencia tan profunda de discriminación luego queremos que nos tomen en serio cuando pedimos al resto de la sociedad que se nos respete y se nos acoja. Cuando nosotros somos los primeros en pecar de intolerancia y desprecio. Creo que la mejor manera de ejercer activismo es predicando con el ejemplo respetándonos entre nosotros.

    Debemos recordar que nuestra comunidad es tremendamente diversa de hecho si no me equivoco la bandera multicolor fue escogida para representar esa misma diversidad y es por ello que creo que deberíamos respetarnos y mezclarnos más entre nosotros.

    Y estoy de acuerdo con pajasmentales en que el grupo de los osos (bear) no tiene por que ceñirse a un estereotipo y que uno se puede llegar a integrar en dicho grupo sin ajustarse a los cánones de éste pero creo que quizás se deba a que el grupo de los osos es probablemente de los más abiertos a aceptar a gente que no pertenezca al grupo o al menos eso me parece a mi. En el resto “tribus urbanas LGTB” (por llamar de alguna forma a estos subgrupos no es por ofender) si no te amoldas a al estereotipo y forma de comportamientos específicos del grupo no te suelen dejar entrar ni relacionarte en el.

    Esto es solo mi modesta opinión.

  8. Sabes lo peor de todo, que dentro de la misma comunidad LGTB existen los peores prejuicios hacia el que es diferente o no sigue las modas, yo apoyo al colectivo pues apoyo mi vida, pero mi vida es independiente de todo el colectivo pues no me caso con nadie, a mi se me ha acusado de no estar a la moda, de que si ya no se lleva el pelo largo, que si patatin que si patatan, he tenido y tengo amigos gays y heteros (cuando digo amigos es que lo son de verdad el resto conocidos), que nunca han entrado a juzgar o peor prejuzgar por la apariencia cosa que a mi me la suda, con perdón, con mis 52 años de vida y 235 fuera del armario, he sido mucha más menospreciado por la comunidad gay que por la hetero, solo porque no sigo las normas, no quiero estar normativizado ni normalizado. A mi con respeto me gustan las personas sean lo que sean, ahora si vienes de malo, yo soy mucho más dañino, llámalo actitud defensiva pero es así.

    Dicho lo cual, opino como pajas, jejeje, yo he estado muy integrado en el mundo Bear, sin serlo y tampoco soy chaser, solo soy amigo y me han acogido, mejor que las musculocas que te miran por encima del hombro por flaca, o de las estúpidas ultramodernasdelamuertelamadrequelasparió porque no te peinas como todas ellas y sigo vivo, voy a montar yo mi propio grupo, los individualistas y voy a ser visible. Por cierto, la frase final será mi lema jejejeje un beso guapo

  9. Bueno, pues aquí va mi macro comentario, espero no aburrirte y espero que entiendas que son mis ideas. Cuando el otro día leí el avance sabía que íbamos a discrepar en mucho, dado que es algo que me pilla muy de cerca y que he tenido que reflexionar muchas veces.

    No existe una homonormatividad, no deja de ser la heteronormatividad disfrazada. No dudes que el comportamiento gregario y los cánones de belleza nos vienen impuestos por el clan dominante. Por eso es importante no caer en el error de considerar que es algo distinto, es lo mismo. Es la mayor crítica que hago al artículo en general. Has confundido el reproducir patrones heteronormativos [ej. “mira esa gorda fea vamos a reírnos de ella”] con algo que, para mi, no se da. Quizás en esto me domina el impulso más queer, al considerar que es el poder el que necesita que entremos en los cánones de su sociedad, para aparentar que nos aceptan como iguales, cuando simplemente nos están normativizando (que es distinto a normalizar); pero, como esto es un discurso independiente, lo voy a dejar sólo como un apunte.

    Tampoco estoy de acuerdo en la definición que haces de oso, la comunidad “bear” la integra quien quiera, no quien tenga un rasgo que la haga pertenecer a ella, sino acabaríamos cayendo en lo que criticamos, que una parte de un colectivo nos rechaza por nuestra apariencia física. Por ejemplo, al chaser, yo le veo perfectamente integrado en la comunidad osa, otra cosa es que no les guste a todos los osos tener una relación (sexual o amorosa) con uno, pero son dos cosas distintas.

    Igualmente con el tema de la figura hiper-masculina, sólo un apunte, como colectivo la pluma existe como en cualquier otro grupo de personas gays. Creo que es un error el considerar que tienes que tener un comportamiento masculino para considerarte oso. Y si fuera así debería pedir el carnet para borrarme del club (todo lo anterior lease con ironía), dado que sería un comportamiento plumófobo digno de la mejor de las heteronormatividades.

    Otro punto en el que has mezclado dos cosas independientes es cuando relacionas la comunidad osa con el BDSM y fetichismo, hubiera preferido que escribieras un artículo sólo sobre ese tema a que vayan en el mismo, aparenta (que sé que no es de manera intencionada) que por el hecho de ser una cosa eres la otra. Es como cuando se cae en el tópico de eres gay entonces eres promiscuo. Que algunos seamos osos, promiscuos, nos atraiga el BDSM, no quiere decir que el todo sea así. =D

    Y ya lo último, darte las gracias, porque de lo que no se habla no existe! Te has currado un artículo, lleno de citas y distintas fuentes, pero (y te lo digo con el cariño que te tengo) te falta algo de parte experiencial.

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s