El tiempo: El aliado más poderoso del universo

bmowi4liiaa0qfp (1)El día Martes 07 de Octubre de este año 2014, fui al cine con mi novio para ver la película ‘Boyhood’ (traducida no muy literalmente al español como ‘Momentos de una vida’) en versión original y  con subtítulos en español. Para ir a verla, fui a los cines Verdi, unos cines poco convencionales donde suelen proyectar películas poco comunes no comerciales, y en muchas ocasiones, de contenido no únicamente de entretenimiento y evasión, sino puras obras de arte que te remueven y conmueven, te hacen repensarte, y en definitiva, te hacen crecer como persona. Cuando me detengo a pensar entre la maravillosísima película de ‘Boyhood’ en comparación con otro tipo de películas menos reflexivas y profundas como es Torrente (5), pienso si de verdad la televisión, la radio, la prensa escrita (entre otros) están anunciando las películas que debería anunciar. Creo que como a muchas preguntas de nuestra sociedad, su respuesta asociada es: capitalismo puro y duro. Dar al/a la ciudadanx precisamente lo que desea sin esfuerzo como cuando se da de comer a las vacas, a las ovejas o a los caballos, no se está promoviendo una reflexión, un cambio, no se está fomentando una evolución, una cultura profunda, un interés que nos engrandezca, que nos mueva y que necesitemos compartir con los demás para conocer otros puntos de vista, no estamos dejando de seguir en el sendero de la pasividad, del inmovilismo, de la aceptación sumisa de lo que nos pasa sin ser agentes activos de nuestra propia vida. Cuando reflexiono sobre este tipo de situaciones me pregunto si vivimos o simplemente ‘sobrevivimos’.

En cualquier caso, esta reflexión está únicamente centrada en el cine como parte del arte y la cultura en el que nos vemos envueltxs. No niego que a veces se necesite una pausa, una película sin sentido, un humor absurdo. Yo critico a quienes únicamente son espectadores de este tipo de cine, y si os sentís ofendidos, sólo os pido que os preguntéis ‘¿Por qué?’. A pesar de lo dicho, no vengo a hablaros sobre ésta película puesto que no deseo haceros spoilers, vengo a compartir la reflexión que he estado madurando, elaborando. La película, desde mi punto de vista, es analizable como suele ocurrir, desde un punto de vista superficial y otro más profundo. Si nos detenemos a analizar la película de forma superficial, podremos comprobar que es una película grabada durante 12 años (2002-2013) aunque con únicamente 39 días de rodaje.tin También podremos ver y comprobar que es la infancia de un chico, desde los 6 años aproximadamente hasta que llega a la universidad, narrando ciertos episodios en su vida. Pero si atendemos a su significado más profundo, veremos la evolución de un pequeño chicuelo llamado Mason, sus defectos y sus virtudes, sus errores y sus aciertos, pero por encima de todo, la más absoluta fugacidad del tiempo. Si bien la película es un poco larga (2h45), cada minuto de ella es necesario para adentrarnos en la historia que se nos ofrece, y es casi imposible no sentirte al borde del abismo tras acabar de ver la película, sobre todo cuando recordamos que se nos están narrando unos 15 años de vida en ese tiempo.

Sí, lo comentábamos Borja y yo. La película es intensamente profunda y maravillosa, pero no deja de tener un halo de tristeza en la inmensa belleza de una vida viéndola pasar. Y ahora es cuando comprendo a la perfección una frase del discurso de Valerie en la película V de Vendetta: “Nuestra integridad vale tan poco, pero es todo cuanto realmente tenemos, es el último centímetro que nos queda de nosotros, si salvaguardamos ese centímetro, somos libres”. Nosotrxs somos nosotrxs y nuestra vida es únicamente nuestra. No le debemos nada a nadie, y si somos heterosexuales, cisexuales, LGB+ o transgénero/transexuales, nosotrxs somos meras personas que buscamos vivir en libertad sin represiones puesto que, como sabemos todxs, no se nace con un corazón negro de odio, porque por suerte, el odio no es genético.tin En nuestra evolución como personas, en el progresivo crecimiento de nuestra identidad, de nuestros lazos sociales, afectivo-sexuales y/o románticos, solemos tener miedos, vergüenzas, tabués y/o prejuicios que deberíamos derribar poco a poco si es que no lo estamos haciendo ya. Pero tristemente, hay algo contra lo que no se puede luchar se haga lo que se haga: el tiempo. Es por ello, que mañana nos podríamos levantar de la cama con un poco de dolor de espalda y comprobar que ya han transcurrido 70 años de nuestra vida. Es por ello que debemos aprovechar el tiempo en cada momento, al máximo, sin contemplaciones, sin dudas, sin miedo, sin vergüenzas, sin tabúes, sin ‘y si…’s. Nada nos debe detener en el aprovechamiento del tiempo de la forma que creamos más conveniente, intentando ser la mejor versión de nosotrxs mismxs sin consecuencias negativas para lxs demás.

Pero yo me pregunto… ¿Cómo se aprovecha el tiempo? ¿Debemos hacer caso a lxs demás en cómo aprovechar el tiempo? ¿Y cuando estamos disconformes? ¿Debemos reprimirnos y delegar en lxs demás nuestra libertad? ¿Somos lo suficientemente capaces como para permitirnos la responsabilidad de hacernos cargo de nuestra propia libertad? O mejor dicho, ¿Está nuestra identidad y nuestro ‘yo’ lo suficientemente construido y fuerte para luchar y enfrentarnos a quienes creen que tienen el derecho de apropiarse de nuestra persona y de nuestra libertad? ¿Con qué apoyos contamos? ¿Qué experiencias (positivas y negativas) arrastramos como piedras en nuestra espalda, y cuáles son las que nos permiten avanzar de forma no descontrolada? A mi parecer, son muchas preguntas y pocas respuestas. Somos nosotrxs quienes decidimos cómo se aprovecha nuestro tiempo. Somos nosotrxs quienes decidimos sobre nuestro tiempo y debemos rechazar las presiones externas si estamos disconformes. Somos nosotrxs quienes debemos luchar y evitar las represiones y la infelicidad. Somos nosotrxs quienes disfrutaremos de nuestra libertad, aprendiendo de los errores y disfrutando y celebrando las buenas decisiones. Somos nosotrxs quienes tenemos nuestra identidad y quienes debemos ser conscientes de que nadie podrá ponerse en nuestra piel al 100%. Hay quienes malgastan su tiempo en las drogas porque precisamente les aterroriza la falta de tiempo, pero para mí eso no es vivir al máximo. Hay quienes me juzgan y dicen que debería salir más de fiesta a mi edad, pero sólo lo haré cuando realmente me apetezca. Yo con mi libertad hago LO QUE ME DA LA REAL GANA.

Para mí, [Libertad+Felicidad+Tiempo] es disfrutar de cualquier tipo de actividad constructiva y reflexiva con mis mejores amigxs, disfrutar del momento esté donde esté, estar con mi chico y disfrutar de cada centímetro de su piel cuando nos abrazamos, aprender al máximo de todo lo que pueda y me ayude a ser la mejor persona según mis propios dictados, que me ayuden y seguir ayudando a los demás a evolucionar progresivamente. Aunque haya diversidad, puesto que hay muchas formas de ocio para cada una de las realidades personales de nuestra sociedad, para mí [Libertad+Felicidad+Tiempo] no son represiones, no son dudas infinitas (aunque se necesite dudar), mi felicidad es nunca dejar de caminar, de evolucionar, de interesarme por el mundo, en mi caso, por la ecopolítica, por el activismo LGTB+, por el feminismo, por la igualdad real. Para mí, [Libertad+Felicidad+Tiempo] es respeto y compañerismo. ¿Que lxs demás disfrutan de otras formas? Encantadísimx estaré de apoyarles y animarles a que busquen y encuentren la felicidad, pero para mi persona, prefiero mi propia forma de disfrutar el mundo sin convencionalismos. Y por ello, como dije en mi anterior artículo, “no podría ser más feliz siendo lo que soy y siéndolo con quienes me quieren tal y como soy”.tin

Por otra parte, me gustaría animar a todx el mundo a ver la película ‘Boyhood’, por lo que facilito las críticas en Filmaffinity (aunque advierto que algunas contienen spoilers) y el trailer de la película:

Anuncios

Un pensamiento en “El tiempo: El aliado más poderoso del universo

  1. Tremenda Boyhood. Es LA VIDA (sé que todo el mundo lo dice, pero es cierto xD)
    Me dio mucha rabia no poder verla en versión original. El doblaje en castellano es regulero, especialmente el de los niños.
    Sí, es una buena peli, intensa y para pensar. Son pequeños momentos, no se narran grandes cosas en cada escena pero, cuando ves la peli como un conjunto, ves la vida y ¿qué hay más grande que la vida?

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s