“Bio-Hombre” y “Bio-Mujer”. Neo-lenguaje binarista y tránsfobo

bmowi4lfpGracias al activismo LGTB+, como a la teoría y al activismo Queer, hemos ido construyendo progresivamente un lenguaje que se puede considerar “intrínseco” a la diversidad afectivo-sexual y de género. Este lenguaje pretende no ser discriminador (algo que a veces no lo conseguimos), ser igualitario, ser en parte comunitario y en parte individualmente empoderador, ser respetuoso con las identidades no normativas, evitar la negación o el escepticismo de las identidades ajenas… La realidad de la disidencia sexual, afectiva y de género como comunidad no ha sido siempre la misma, como las realidades individuales de la comunidad L, la comunidad G, la comunidad B, la T, la comunidad intersexual… también han variado a través del tiempo, según incontables factores de influencia como podían ser la sociedad, la jerarquía de poder, la jerarquía económica, la influencia de la religión…

En el lenguaje LGTB+ como en el lenguaje Queer, se utilizan ocasionalmente los términos “bio-hombre” y “bio-mujer”, donde personalmente, los he visto muy utilizados en el libro de “Testo Yonki” de Paul B. Preciado. Debemos tener precaución a la hora de utilizar diversos términos, ya que si no reflexionamos sobre ellos, podríamos estar siendo involuntariamente discriminadores. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de “bio-hombres” o “bio-mujeres”? Cuando hablamos de un “bio-hombre”, nos estamos refiriendo a un ser humano macho. De este mismo modo, cuando hablamos de una “bio-mujer”, nos estamos refiriendo a un ser humano hembra. Desde gran parte del mundo LGTB+, como desde la mayor parte del mundo Queer, se ha intentado separar el sexo del género, y esta re-unificación puede resultar realmente inconveniente.

tin2Debemos ser conscientes, que gran parte de la población es cisexual (entiende su sexo como suyo, no pretende reasignarlo), al igual que gran parte de la población es cisgénero (entiende la identidad de género que se le ha impuesto como propia. Personas a las que les han impuesto “hombre” y se sienten hombres, como a las que les han impuesto “mujer” y se sienten mujeres). Ello no quita para que utilicemos un lenguaje respetuoso con las identidades no normativas por sexo, por orientación sexual y por identidad de género. Como he dicho reiteradamente, la teoría y el activismo Queer entiende que el pene y los testículos no hacen al hombre, como la vulva, la vagina y el útero no hacen a la mujer. El hecho de que se relacione el sexo con las identidades de género, produce por lo tanto, problemas que deben ser resueltos.

Como hemos dicho, una persona nacida varón es “bio-hombre”. Es por ello, que siguiendo esta línea, una mujer transexual sería un “bio-hombre”, como un hombre transexual sería una “bio-mujer”, y no debería ser así. Las mujeres transgénero y transexuales (entendiéndolo según mi artículo sobre identidad transexual y transgénero) no dejan nunca de ser mujeres, y el hecho de que se las tilde de hombres aunque sea en relación a su sexo, no es aceptable. Del mismo modo, los hombres transexuales no dejan nunca de ser hombres, y el hecho de que se les tilde de mujeres, tampoco lo es. Ya hemos aclarado por qué este lenguaje es tránsfobo: está negando la identidad de género de las personas [TRANS] en base a su sexo, relacionándolo con otra identidad de género en base a un casposo constructo socio-cultural. Pero es que además, estas palabras “bio-hombre” y “bio-mujer” son profundamente binaristas, y por tanto, discriminadoras.

tinUna persona puede ser varón. Una persona puede ser hembra. Una persona puede ser hombre. Una persona puede ser mujer. Pero reflexionando en cuestiones de sexo y de género, el binarismo no es aceptable. Si un binarismo es represivo y un doble binarismo debe ser modificado, un triple binarismo que además es jerárquico es inaceptable. Como hemos dicho, habrá parte de la población que se sentirá bio-hombre, porque serán hombres varones cisexuales y cisgénero, como habrá parte que se sentirá bio-mujer, porque serán mujeres hembras cisexuales y cisgénero. Entonces, según el sexo: ¿dónde están representadas las personas intersexuales? ¿Acaso únicamente se puede nacer varón o hembra? (PRIMER BINARISMO). Y según el género, ¿dónde están representadas las personas que se sienten hombre y mujer a la vez (identidad bigénero)? ¿Dónde están representadas las personas que se sienten en ocasiones hombre y en ocasiones mujer (identidad genderqueer)? ¿Dónde están representadas las personas que no se sienten ni hombre ni mujer (identidad intergénero)? (SEGUNDO BINARISMO) Pues no, no están representadas por el binarismo impuesto.

El tercer binarismo jerárquico al que hacíamos referencia es el que suscita el prefijo [bio]. El hecho de que algo sea “bio”, induce a pensar que es natural, y en cierta forma, que no debe ser cambiado, que el cambio lo vuelve antinatural. Contra lo bio se encuentra lo modificado o lo “tecno”, por lo que podremos decir según ésto que una mujer transgénero o transexual es “bio-hombre” pero “tecno-mujer”. De este modo, un hombre transgénero o transexual es “bio-mujer” pero “tecno-hombre”. Es por ello que nos encontramos la contraposición directa de los bio-hombres contra los tecno-hombres, como de las bio-mujeres contra las tecno-mujeres. No me equivoco cuando aseguro que un hombre TRANS jamás será una mujer y una mujer TRANS jamás será un hombre, pero el hecho de clasificar el sexo y el género según “bio” o “tecno”, con la promoción de lo natural frente al ataque de lo “tecno”, es innecesario. También debemos darnos cuenta de cómo jerarquizamos involuntariamente y supeditamos dichas categorías a la aceptación y rechazo social.

Ésta, resulta ser una terminología confusa, que también es 1. tránsfoba, 2. binarista por sexo, 3. binarista por identidad de género, 4. binarista y jerárquica según [bio/tecno]. Me gustaría que todas y todos reflexionásemos sobre la no necesidad de estas palabras, que nos inducen involuntariamente a la discriminación, a la jerarquía y a la desigualdad. Porque todas las mujeres deberían ser mujeres en igualdad, porque todos los hombres deberían ser hombres en igualdad, porque los/las disidentes de sexo, orientación sexual y género también deberían ser en igualdad, y porque por encima de todo, todos los seres humanos somos iguales:

¡¡NO A LA DISCRIMINACIÓN!!
¡¡NO A LA TRANSFOBIA!!
¡¡NO A LOS BINARISMOS!!4

Anuncios

2 pensamientos en ““Bio-Hombre” y “Bio-Mujer”. Neo-lenguaje binarista y tránsfobo

  1. Excelente artículo. Con decir que nunca tildaba a las personas “ésa es mujer y ése es hombre y punto”. Siempre les digo “persona”. Ahora estoy más clara 🙂

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s