La nueva película de Star Trek y el desastre cósmico (en clave LGTB+feminista)

STB_UK_Quad-600x451Viernes 19 de Agosto. Sale la nueva película ‘Star Treck: Más allá‘. Y quienes hemos visto las dos anteriores, nos hemos dado cuenta de que ha habido un gran cambio. Han cambiado a un J. J. Abrams como director (y productor) de otras grandes obras como la serie ‘Lost’, para sustituirle por un Justin Lin, que dirigió otras películas como Fast&Furious. Y es cuando te preguntas por qué este tipo de directores no se dan cuenta de que con explosiones y carreras no se hace una película. En esta nueva saga, vuelven a aparecer los personajes de siempre: el capitán Kirk, el señor Spock, Dr. Bones McCoy, la oficial Nyota Uhura… algunos tan esplendorosos como siempre, y otros no tanto.

Es de sentido común que es reto difícil hacer frente (como director) a una saga de larga tradición con tantos fans. Pero cuando se cogen las riendas, defraudar implica pagar un alto coste. Y parece que con la triste muerte de Leonard Nimoy, actor original del personaje Spock, y la curiosa muerte de Anton Yelchin en el papel de Pavel Chekov, esta tercera película vaya a padecer el mismo destino. Esperemos que la saga sobreviva, si no con la vuelta de J. J. Abrams, con el no retorno de Justin Lin y su pésimo trabajo en esta tercera entrega. ¿Pero por qué esta crítica, que dice además ser en clave LGTB+feminista?STB_UK_Quad-600x451

Para empezar, en la película no han dado mucho peso al argumento, que más que una película parece un manual de instrucciones. La nave intergaláctica USS Enterprise acude a un planeta al rescate de otra que quedó atrapada en su interior. Y parece que cada personaje sigue unos pasos casi robotizados y predefinidos con antelación para arreglar una situación que se complica cuando los enemigos atacan. Esa sensación del espectador de ‘estar dentro de la película’ de las dos primeras, es nula. Paso 1. Quedamos atrapados. Paso 2. Atacamos al enemigo y no funciona. Paso 3. Arreglamos nuestra nave y pero parece que todo va a terminar en catástrofe. Paso 4. Al final se nos ocurre una maravillosa idea (que resulta ser cutre y recuerda a ‘Mars Attacks’) y vencemos. Está muy visto.

Además Simon Pegg aparece en la película haciendo un rol absolutamente lamentable. Si ha presentado queja al respecto, no lo sabemos. En el papel de Montgomery Scott (‘Scotty’), trata de evitar que la nave quede atrapada en el planeta al que acuden al rescate, sin conseguirlo. Allí, encuentra a una alienígena que ha quedado atrapada igual que ellos. Scotty, desde el primer momento, cae en la desfachatez más absoluta, haciendo gala de un machismo que en ocasiones se luce en Hollywood desde hace tanto. Haciendo caso omiso del nombre de la alienígena, no deja de llamarla ‘nena’. Star Trek Beyond†(2016) Left to right: Sofia Boutella (plays Jaylah) and Simon Pegg (plays Scotty)Es decir: ‘nena, esto’, ‘nena, lo otro’, ‘nena, tal’. ¿Qué mujer liberada y empoderada permite que la llamen nena de forma permanente sin protestar por ello? En vez de haber atendido bien a las peticiones del machista ‘Scotty’, lo que tendría que haber hecho ella quizás es frenarle en seco y recordarle que tiene un nombre. Que nadie tiene por qué tratarla de forma tan machista y que la próxima vez el tal Scotty va a tener un problema con ella. Bien debería saber él, que las mujeres no nacen llamándose ‘nena’.

STB_UK_Quad-600x451A pesar de ello, se muestra al señor Sulu en un guiño de amor homorromántico. Al llegar a una ciudad espacial al principio de la película, se abraza a un hombre al que acompaña una niña pequeña (de lejos y sin sonido, por supuesto). Esto nos puede hacer pensar que es debido a que George Takei, actor original de Sulu, es de hecho homosexual y reivindica los derechos del colectivo LGTB+. Sin embargo, un guiño que de explícito tiene poco y de conversación nula, en nada equilibra la balanza ante un equipo únicamente de hombres donde las mujeres quedan en segundo plano para todo. Machismo y heteronormatividad quedan bien patentes en la película.

La perla, llega cuando Spock localiza mediante radares un colgante que le había regalado previamente a Nyota Uhura. Sus compañeros de tripulación, entre risas, le preguntan  si le ha regalado una piedra radioactiva. Spock responde que se pueden localizar las frecuencias de la radiación de esa piedra. Y sus compañeros, argumentan entre mayores risas que lo que Spock le ha regalado es un localizador. Como la idea de que ‘el macho’ localice a la ‘hembra’ es demasiado fuerte como para colárnoslo de golpe, meten lo de la piedra radioactiva de forma sutil para que no veamos de forma tan clara ese machismo amenazante. Es verdaderamente vergonzoso.

Sin duda, es una triste forma de continuar la serie de películas de historia tan fascinante como conmovedora. Una historia que consiste en alcanzar el espacio profundo y desengranar sus misterios, no debería verse tan afectada por rígidos roles heterosexistas, machismos y patriarcados. La saga de Star Treck debería continuar, por supuesto, quien no debería continuar es Justin Lin.

Anuncios

6 pensamientos en “La nueva película de Star Trek y el desastre cósmico (en clave LGTB+feminista)

  1. Pingback: Cazafantasmas: de la subversión al empoderamiento feminista – La realidad escondida

  2. Vi la peli en versión original y en español, y aunqe no es una buena peli, lo de “nena” es algo complemente introducido en el doblaje, para sustituir a Jasie, algo así como un diminutivo del nombre del personaje Jaylah. La verdad es que el doblaje es extremadamente malo, y no solo comete absurdos en eso.

    • Si, la traducción es bastante afortunada. Creo que le llamaba “lassie”, que viene a ser jovencita o muchacha, que no es que quede bien tampoco, pero algo mejor si.

  3. Efectivamente, no se quien puede aguantar en la butaca lo que dure este refrito (por llamarlo algo) lleno de machismo y tópicazos al más fiel estilo de los spaggetti western.
    Desde luego, si yo fuera Justin Lin y me sentara a leer detenidamente tu artículo, me replantearia mi modo de hacer cine y los roles que ocupa cada personaje.
    Sinceramente, no entiendo como los propios actores y directores no se dan cuenta de estas chapuzas. Pero claro, si los roles de macho fanfarrón y hembra sumisa siguen siendo vitoreados por los espectadores, las cosas seguirán marchando así.
    Como siempre Mark, un excelente trabajo. Gracias por tu tiempo y dedicación

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s