Me gustaría poder defenderte, Palestina

Nadie puede decir que la victoria de Israel en Eurovisión no haya sido polémica, teniendo en cuenta entre otras cosas que su canción hacía referencia al bullying siendo su estado el que está arrasando Palestina. Y menos, cuando se descubrió que la cantante Netta perteneció a su marina durante la masacre de Gaza con más de 2000 muertos palestinos. De hecho, hemos sido muches les que hemos denunciado cómo el estado de Israel es responsable de este genocidio y sigue encontrándose impune. La ocupación israelita en suelo palestino desde hace décadas, con el apoyo de EEUU, es innegable, sean cuales sean los intereses que haya de por medio, nacionales e internacionales.

Como todo el mundo sabe, en una guerra todo el mundo comete atrocidades, pero no podemos dejar de lado que EEUU desea fervientemente un aliado militar en Oriente Medio. Igualmente, tampoco podemos dejar de lado que Israel comenzó a ocupar el estado de Palestina, haciéndose con el control del territorio y exterminando a su población progresivamente. Curiosamente, Israel, para intentar que no le tachen de genocida internacionalmente, patrocina los derechos LGTBI+, una práctica que se llama PINKWASHING y lo analizábamos en este otro artículo.

El conflicto Israel-Palestina es, una vez más, un conflicto cada vez menos “encubierto” entre EEUU y Rusia: dos países que son hipercapitalistas, hipercompetitivos y que no les importa crear guerras si acaba retribuyendo en su beneficio. ¿Qué es lo que pasa entonces? Que mientras Israel, con su desprecio a los Derechos Humanos palestinos, promociona una falsa igualdad LGTBI+, Palestina, que fue y debería seguir siendo el legítimo estado gobernador del territorio ocupado, parece defender todo lo contrario. Y a mi como maricón de género no binario, pues me cuesta. Defiendo a Palestina como pueblo, defiendo a Palestina como Estado soberano; pero la LGTBI+fobia del pueblo Palestino no me hace más fácil defenderles. Y por LGTBI+fobia me refiero también a la falta de visibilización de su comunidad LGTBI+ y sus derechos. Este tipo de LGTBI+fobia es, de hecho, un arma entregada en bandeja de plata a sus enemigos (como dijo une amigue míe), e incluso se utiliza por Israel como recurso para demostrarse mejores, superiores, civilizados y/o incluso más progresistas. ¡Qué poca vergüenza!

Quiero defenderte, Palestina. Creo que estás más que en tu derecho a denunciar la situación de genocidio y aplastamiento que sufres. Pero no se me hace más fácil si mantienes penas de 10 años de prisión por sodomía (p.97); de hecho, gran parte de la sociedad palestina rechaza a la Comunidad LGTBI+ precisamente por asociarlo al Estado de Israel. Algunes jóvenes LGTBI+ palestinos intentan cruzar hacia Israel, y si consiguen no fallecer por el camino, no se verán rechazados por ser LGTBI+ pero sí por ser árabes. ¿Entonces? ¿Qué hacemos? Yo te defiendo, Palestina, porque creo en tu soberanía. Y tu ciudadanía ya se organiza contra la LGTBI+fobia mediante asociaciones (Al-Qaws, Aswat…), pero sigo sin ver ninguna acción de estado. Sigo sin verte romper la forma en la que se vende Israel contra ti. Nunca he sido antisemita, pero sí antisionista, como expliqué ya en mi Facebook. Y, de verdad espero, que se te devuelva lo que pertenece y avancemos como sociedad a un lugar más pacífico y más igualitario.

Es cierto que acabar con el conflicto no está únicamente en tu mano, sino en quienes tienen intereses contra ti. Pero empezar a promocionar los Derechos Humanos de tu población mediante leyes y trabajando por la igualdad REAL sería una buena forma, en mi opinión, de empezar a callar a quienes quieren verte destruida. Y yo, creo en ti, Palestina.

Anuncios

2 pensamientos en “Me gustaría poder defenderte, Palestina

  1. Presentar un análisis y toma de posición saliendo de las falsas y tramposas dicotomías (bueno-malo por ej), incorporando elementos hacia una visión compleja necesaria, es poco común y lo veo en este artículo.

  2. Están a años luz, para reconocer los derechos y respetar, no sólo al colectivo LGTB , sino a muchas otras causas, la libertad de la mujer la igualdad de derechos, la violencia de género etc… Son países que hacen de su religión un patriarcado, cuando nada tendría que ver la religión con las leyes del hombre. La religión, debe basarse en el amor, amor sin distinción, de sexo,color, raza ni género, pero es una utopía ahora mismo. Yo creo en Palestina, estoy con Palestina, y apoyo a Palestina, en esta lucha sin sentido no se puede estar más que con ellos, si eres una persona que tiene un mínimo sentido común, y de solidaridad, en esta guerra sin cuartel. Donde intentan aplastarlos cada día sin tregua los tiranos del poder. Israel no tiene cabida ni excusa ninguna para este genocidio, a mi jamás me convencerá, a pesar de todas las maniobras que utilicen para limpiarse el culo, jamás creeré en ellos. Un pueblo que se comporta de manera imperialista y con toda la tiranía hacia otro, como lo hace Israel, que no me hable de derechos. Ahora es lo que toca, defender, empatizar y apoyar a este pueblo, lleno de valientes, que es Palestina. Yo estoy con ellos hoy y siempre. Palestina Libre ya.

Comentar este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s