‘El chico de las estrellas’ de @ChrisPueyo: superación y lecturas poéticas

bmowi4lfpHe de reconocer, no sin cierta vergüenza, que este libro ha sido la primera historia novelada sobre cultura y realidad LGTB+ que, llegando a mis manos, he leído. Si bien, es conocida mi predilección por la categoría del ensayo, no tanto queriendo demostrar sino viviendo la que creo que es mi pasión, el activismo y el desarrollo del discurso LGTB+Queer, me animé a leer el que posteriormente sería un gran descubrimiento. ¿Quién me iba a decir a mí, que aún tenía prejuicios escondidos detrás de la puerta del desván? Pues sí, efectivamente; reflexionando sobre las diferentes formas de escribir, me encontré presuponiendo que las historias noveladas LGTB+ se caracterizarían por ser cursis, pregoneras del amor romántico con el príncipe que trota en su blanco corcel e historias fantásticas en las que perderse sin una clara intención de obtener una conclusión final, una reflexión. Sigue leyendo

Anuncios

EcoloQUEERsmo – Parte III

bmowi4lfpTambién publicado en EcoPolítica, y habiendo llegado a la tercera y última parte de lo que he venido a llamar ‘EcoloQUEERsmo’ (tras la Parte I y la Parte II), terminaré este grupo de artículos centrándome en dos factores: la sabiduría ecológica y el llamado ‘Movimiento Slow’. La investigación de la relación de la ideología ecologista con la Teoría y el Activismo Queer ha sido a día de hoy muy poco explotada, cuando su relación puede ser tan interesante de desarrollar, profundizando en lo que hace al ecologismo y al discurso ecologista, ser lo que es. Es por ello, que debemos progresar en esta relación que nos aguarda a que la descubramos. Sigue leyendo

Catolicismo y diversidad afectivo-sexual y de género (LGTB+)

bmowi4lfpDifícil tema para escribir sin duda. Difícil y polémico. A pesar de todo, creo sinceramente que éste es un buen momento para abordar el tema, después de ciertos debates privados bastante intensos. En nuestras ‘queridas’ dicotomías socio-culturales, suele hablarse de la religión como la opuesta a la ciencia, que no es diferente al eterno debate entre conservadurismo (asociado a religión) contra progresismo (asociado a ciencia). Ello, es un claro error. ¿Acaso la ciencia no puede ser conservadora intentando “curar” la homosexualidad? ¿Acaso la religión no puede ser progresista? Es importante como seres humanos que somos (en igualdad, como a mi me gusta decir), dejar el dogmatismo de lado y abrir nuestras mentes más allá de la dicotomía, de lo construido socialmente y del enfrentamiento por el enfrentamiento sin la contemplación de la diversidad. Al igual que hay diversidad en la ciencia, hay diversidad en la religión. Las piedras de nuestro camino vuelven a ser los constructos sociales. ¿Por qué no nos detenemos a deconstruir los esquemas pre-construidos? Matizo que, aunque he mencionado la religión, voy a centrarme en el cristianismo católico que me es más conocido y cercano. Reflexionemos.  Sigue leyendo

La fealdad y la anti-normatividad como objeto de empoderamiento: sin miedos ni vergüenzas

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos o deberíamos ser respetados según nuestros derechos, al igual que deberíamos exigir y deberían exigirnos el cumplimiento de nuestros deberes. Entre los deberes, encontramos el de respetar a cualquier persona como tal según su identidad, vivir de acuerdo a la igualdad de todos los seres humanos, incluso tener conciencia social, entre otros. Si bien los derechos son inmensos cuantitativamente, uno de los derechos que más deberían cumplirse es el derecho al respeto y a la no discriminación. El respeto debería abarcar todos los aspectos del ser humano en su diversidad, siempre y cuando estén acordes o no entren en conflicto con los derechos humanos. Dentro del respeto a la diversidad intrínseca de cada persona individualmente, deberíamos preservar el respeto a que una persona pueda experimentar su existencia al margen de la constante sexualización, atracción y belleza según los roles impuestos por la sociedad. Sigue leyendo

Se acabaron los cuentos de hadas. Ni príncipes ni princesas

bmowi4lfpCuando pensamos en el llamado amor romántico… ¿Qué es lo que pensamos? O mejor dicho, ¿qué construcción socio-cultural impositiva hemos aceptado como ‘lo normal’, ‘lo natural’ o ‘lo cotidiano’? Antes de ‘queer’izarnos tanto, me gustaría que reflexionásemos que el activismo como tal (sin mayores etiquetas) siempre nos favorece y nos fomentará una insumisión y un inconformismo más que necesario en (casi) todos los ámbitos de nuestras existencias individuales y colectivas. Evidentemente, la construcción de lo que llamamos ‘amor romántico’ no iba a ser diferente. Sigue leyendo

Una nueva y elegante dictadura: el imperialismo de la imagen

bmowi4lfp (1)En muchos de mis artículos me he dedicado a analizar nuestra sociedad y cómo hemos llegado a la situación actual. El objetivo principal de todos ellos ha sido mostrar una realidad escondida que a veces, aunque nos la quieran ocultar, no puede evitar salir a la luz. Uno de mis intereses es visibilizarlo, principalmente para generar debate, reflexión y replantearnos cómo mejorarnos a nosotrxs mismxs y a nuestro entorno. De hecho, debatir, reflexionar, movilizarse, ser activista insumiso e inconformista es el primer paso para mejorar nuestra sociedad. Sigue leyendo

Un activismo imperfecto: las invisibles luchas de poder

CHANGECuando hablamos de activismo… ¿Qué es lo que entendemos? Esa palabra posee, entre otras cosas, un amplio abanico de interpretaciones asociadas directas e indirectas. A mi entender, más allá de definiciones exactas, activismo es duro trabajo para alcanzar un fin, activismo es disconformidad, son ganas de cambiar una realidad o una parte de dicha realidad, activismo es formación e información, activismo es compromiso, activismo es específicamente movilizarse para realizar un cambio. Pero para ser más precisos, la definición de la RAE de activismo es: “dedicación intensa a una determinada línea de acción en la vida pública”. Si reflexionamos sobre lo dicho, no podríamos decir con certeza si “activismo” se podría definir como una palabra más próxima a la realidad ‘izquierdista’ o a la ‘derechista’ (aunque suene absurdo y parezca que estemos creando una nueva dicotomía). También deberíamos tener en cuenta que depende únicamente de cada persona de forma individual de realizar un “buen activismo” o un “mal activismo”. Ésto, entre otras cosas, no depende únicamente de la calidad del activismo sino de las razones por las que se realiza éste. Como escribo y reflexiono inevitablemente desde mi perspectiva, comentaré el caso específico del activismo LGTB+ que puede extrapolarse a otros activismos (como por ejemplo, el político). Sigue leyendo