Un ‘Frágil equilibrio’ que debemos mantener

Ayer vi una de esas películas con las que te sientes profundamente identificade y feliz de haber visto. Representa una llamada de atención muy bien dada, y de repente, aquellas personas que son invisibles, se vuelven visibles. La película documental que se llama ‘Frágil equilibrio’, narrada con la melodiosa voz y la poética forma de hablar de José Múgica, ex-presidente de Uruguay, resulta ser ese mensaje que tantas personas deberían escuchar. El documental (ficha técnica), que comenzó con una sesión al día hace dos semanas, aumentándose a dos y posteriormente a cuatro sesiones al día, sigue llenando salas en los cines Renoir Princesa de Madrid y en el Renoir Floridablanca de Barcelona, emocionando corazones y pregonando un mensaje de amor, propio y ajeno. Sigue leyendo

De éxitos y de fracasos: capitalismo, felicidad y sufrimiento

bmowi4lfpTanto el ‘éxito’ como el ‘fracaso’ son conceptos muy relativos debido a que son muy interpretables según en qué situaciones se estén utilizando, pero a pesar de ello, me gustaría realizar la reflexión que en este artículo llevo a cabo. ¿Qué es el éxito? ¿Qué es el fracaso? ¿El éxito normativo nos da la felicidad o puede ser la causa de nuestro sufrimiento? ¿Podríamos no sufrir la represión del sistema transformando nuestra perspectiva, el punto de vista de nuestra realidad? Sigue leyendo

La paradoja de la soledad individualista en un mundo sobrepoblado

También publicado en Ecopolitica.org

bmowi4lfp‘Nosotros los verdes’, recordando el artículo traducido para EcoPolítica de Murray Bookchin, hemos trabajado y estudiado profundamente la sociedad y su construcción sociocultural, la ciudadanía y sus relaciones interpersonales en la construcción de su identidad individual y colectiva, hemos defendido nuestra ideología que reclama cambios sociales radicales (no confundir ‘radical’ con ‘extremismo’) que involucren el medioambientalismo pero que abarquen todo el espectro ecologista… Debo reconocer que gran parte de mi ideología se basa en los pilares ecologistas redactados y propuestos por los Global Greens de Canberra (2001), de los que ya he hablado en mis dos artículos anteriores sobre ecologismo y que confieso, me representan profundamente. Recordaremos teniendo presente éstos, que el reconocimiento de la igualdad plena entre ciudadanos del mundo y la reivindicación del respeto a la diversidad, de valor intrínseco propio, son imprescindibles. Esta última recoge la diversidad afectivo-sexual (homosexualidad, bisexualidad, pansexualidad, asexualidad…), la diversidad de género (ecofeminismos, nuevas masculinidades e identidades no binarias), la diversidad racial y/o étnica,  la diversidad de sexo (siendo inclusivos con la intersexualidad y el hermafroditismo), la diversidad de clases, incluso la diversidad de fe o espiritual. Sigue leyendo

La fealdad y la anti-normatividad como objeto de empoderamiento: sin miedos ni vergüenzas

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos o deberíamos ser respetados según nuestros derechos, al igual que deberíamos exigir y deberían exigirnos el cumplimiento de nuestros deberes. Entre los deberes, encontramos el de respetar a cualquier persona como tal según su identidad, vivir de acuerdo a la igualdad de todos los seres humanos, incluso tener conciencia social, entre otros. Si bien los derechos son inmensos cuantitativamente, uno de los derechos que más deberían cumplirse es el derecho al respeto y a la no discriminación. El respeto debería abarcar todos los aspectos del ser humano en su diversidad, siempre y cuando estén acordes o no entren en conflicto con los derechos humanos. Dentro del respeto a la diversidad intrínseca de cada persona individualmente, deberíamos preservar el respeto a que una persona pueda experimentar su existencia al margen de la constante sexualización, atracción y belleza según los roles impuestos por la sociedad. Sigue leyendo

Navidad para nadie. Navidad para algunos. Navidad para todos.

bmowi4liiaa0qfp (1)Últimamente he estado reflexionando sobre, como las llaman, “estas fechas tan señaladas”. Primero deberíamos preguntarnos ¿Qué es la Navidad? Más que la Navidad lo que se está celebrando es el solsticio de invierno, pues Jesucristo ni siquiera nació el 25 de Diciembre. Esta es una ‘festividad’, una celebración, o un recuerdo acordado por la Iglesia cristiana (no únicamente católica), en el que se nos recuerda que debemos estar en familia, felices y en el calor de nuestro hogar.

Todo esto sería especialmente bonito si no estuviese rodeado de cierta (por no decir mucha) hipocresía. Se ha podido comprobar que durante las fechas navideñas, aumentan considerablemente los casos de depresión (enlace). Cuando hablamos de Navidad pensamos en amigos y familia. ¿Y quien no tiene a nadie en su vida ni siquiera para conversar? Cuando hablamos de Navidad pensamos en un hogar caliente, con calefacción y compartiendo la mesa. ¿Y quien no tiene hogar? ¿Qué pasa con aquellas personas que no tienen dinero para disfrutar de un plato caliente? ¿Qué pasa con esas personas que no pueden dormir en una cómoda cama? Sigue leyendo