EcoloQUEERsmo – Parte III

bmowi4lfpTambién publicado en EcoPolítica, y habiendo llegado a la tercera y última parte de lo que he venido a llamar ‘EcoloQUEERsmo’ (tras la Parte I y la Parte II), terminaré este grupo de artículos centrándome en dos factores: la sabiduría ecológica y el llamado ‘Movimiento Slow’. La investigación de la relación de la ideología ecologista con la Teoría y el Activismo Queer ha sido a día de hoy muy poco explotada, cuando su relación puede ser tan interesante de desarrollar, profundizando en lo que hace al ecologismo y al discurso ecologista, ser lo que es. Es por ello, que debemos progresar en esta relación que nos aguarda a que la descubramos. Sigue leyendo

El [Hombre hegemónico]: de privilegios y represiones

bmowi4lfpYa he(mos) hablado repetidamente en La Realidad Escondida cómo es nuestra sociedad de prejuiciosa, discriminadora, LGTB+foba, hetero-cisexista, machista, patriarcal, racista, xenófoba, edaísta, desigualitaria contra la diversidad funcional, contra la diversidad corporal, contra la diversidad de culto… Y es importante cambiar nuestra sociedad, reivindicar que el cambio comienza por cambiar todas y cada una de nosotros, en todos los ámbitos, en todos los sentidos. Hace tiempo leí un artículo en Tercera Información sobre la llamada “cultura de la violación” (lo podéis leer AQUÍ) y aunque al principio me pareció insultante, acabé quedando totalmente convencido. Incluso la imagen de arriba puede inducir al pensamiento de la indefensión de la mujer frente a la supremacía del hombre, en una sociedad que prefiere dar armas a las víctimas y no educar a los potenciales agresores. Pero yo sería más inclusivo. Efectivamente, los hombres son cómplices directa o indirectamente de la cultura de la violación, pero también los cuerpos parlantes que la sociedad interpreta como hombres (yo no me considero ni hombre ni mujer y sin embargo, se me trata con los privilegios del hombre porque se me lee como tal). Otro artículo transgresor y polémico, que podéis leer AQUÍ, es el que trata sobre el privilegio andro-hetero-cis-sexual, es decir, el de los hombres heterosexuales cisexuales cisgénero, que entra en profunda relación con el primer artículo mencionado. Pero me parece necesario hacer una crítica común a ambos artículos. Sigue leyendo

¡Atención atención! La heterosexualidad se cura

Lo primero que os voy a pedir ante todo, es que leáis este artículo hasta el final.
bmowi4lfpPero si, al parecer sí. La heterosexualidad puede ser curada y/o modificada. Recientemente han salido diferentes noticias en base a un estudio, comentando la importancia de entender que existimos permanentemente en relación a construcciones sociales, y de este modo, forjamos nuestra identidad. Nuestra identidad puede ser forjada por factores de amplia diversidad. Generalmente, cuando hablamos de identidad nos referimos a nuestro sexo, nuestro cuerpo, nuestra orientación sexual, nuestra identidad de género, nuestros roles de género, nuestras relaciones sexuales, nuestra forma de relacionarnos afectivo-socialmente… Pero realmente, nuestra identidad abarca todo nuestro ser, desde todo lo mencionado hasta cuál es nuestra comida preferida, si nos gusta una u otra música o incluso a nivel más profundo relacionado con nuestra ideología. Sigue leyendo

“Bio-Hombre” y “Bio-Mujer”. Neo-lenguaje binarista y tránsfobo

bmowi4lfpGracias al activismo LGTB+, como a la teoría y al activismo Queer, hemos ido construyendo progresivamente un lenguaje que se puede considerar “intrínseco” a la diversidad afectivo-sexual y de género. Este lenguaje pretende no ser discriminador (algo que a veces no lo conseguimos), ser igualitario, ser en parte comunitario y en parte individualmente empoderador, ser respetuoso con las identidades no normativas, evitar la negación o el escepticismo de las identidades ajenas… La realidad de la disidencia sexual, afectiva y de género como comunidad no ha sido siempre la misma, como las realidades individuales de la comunidad L, la comunidad G, la comunidad B, la T, la comunidad intersexual… también han variado a través del tiempo, según incontables factores de influencia como podían ser la sociedad, la jerarquía de poder, la jerarquía económica, la influencia de la religión… Sigue leyendo

Activismo LGTB+ vs. Activismo Queer y la evidencia de su complementariedad

bmowi4lfpCuando se habla de activismo, suele cómo no, utilizarse un binarismo (tan propio de nuestra(s) sociedad(es). Ya he hablado de otro tipo de binarismos en mis anteriores artículos). Suelen contraponerse abiertamente el activismo LGTB+ y el activismo Queer. ¿Por qué tanto enfrentamiento en dos formas de activismo que bien podrían ser complementarias? Y en la gran mayoría de ocasiones, hay activistas que únicamente reivindican el activismo LGTB+ y hay activistas que únicamente reivindican el activismo Queer. Desde mi punto de vista, esto es un claro error. Deberían aunarse las dos formas de activismo, contemplando las perspectivas individuales (que no individualistas) para conseguir la mayor objetividad, la mayor efectividad, la mayor concienciación y la mejor forma de activismo posible y plausible: el activismo Queer + el activismo LGTB+. Sigue leyendo

Una palabra curiosamente peligrosa: “Normal” y la inclusión normativizante

bmowi4lfpHablar adecuadamente, utilizar el lenguaje correctamente, es muy importante. Traté de explicarlo y demostrarlo en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados” y traté de ofrecer correctas definiciones que aclarasen los términos más utilizados en el activismo LGTB+ en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados 2: Glosario de terminología LGTB+“. En nuestro lenguaje queda muy reflejada la diversidad y por ello debemos hablar con propiedad. Además, quiero expresaros mi deseo de llamar a la concienciación a todo ser humano que lea estas líneas. Este artículo que escribo pretende reflexionar sobre esa palabra tan (¿mal?) usada, la palabra binarista “normal” y el movimiento “normalizador” (¿normativizante?) de las diferentes disidencias y/o diversidades.
Sigue leyendo