Análisis del libro “Global Gay”: la revolución de la igualdad y el respeto

También publicado en Ecopolítica.org

bmowi4lfpDesde hace algunos años, se habla de, se debate y se escucha regularmente la palabra ‘revolución’. Si hablamos acerca de las distintas revoluciones sociales, podríamos identificar la ‘revolución’ feminista, aquella revolución donde las mujeres se empoderaron para reivindicar su identidad femenina contra el machismo, la misoginia y el patriarcado, incluyendo a las mujeres no blancas, no heterosexuales, no cisexuales y no cisgénero; enseñando a toda la población la necesidad de la igualdad de género. También podríamos identificar la ‘revolución’ racial, cuando las personas no blancas lucharon por defender sus identidades y sus derechos humanos frente a la supremacía blanca que les discriminaba jerárquicamente a categorías de inferioridad, ya sea en el norte global (todos aquellos países que encajarían en la categoría ‘primer mundo’. Ver “Cooperación al posdesarrollo” de Florent Marcellesi) o en el mismo Apartheid sudafricano. Actualmente, hay quien se atreve a asegurar que estamos viviendo y experimentando una nueva revolución. Generalmente llamada ‘revolución del amor libre’ (que no libertino) o ‘revolución LGTB+’, puedo decir que personalmente, también la llamo ‘revolución de la igualdad y el respeto’. ¿En qué consiste esta revolución? ¿Dónde está representada? Sigue leyendo

Anuncios

La fealdad y la anti-normatividad como objeto de empoderamiento: sin miedos ni vergüenzas

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos o deberíamos ser respetados según nuestros derechos, al igual que deberíamos exigir y deberían exigirnos el cumplimiento de nuestros deberes. Entre los deberes, encontramos el de respetar a cualquier persona como tal según su identidad, vivir de acuerdo a la igualdad de todos los seres humanos, incluso tener conciencia social, entre otros. Si bien los derechos son inmensos cuantitativamente, uno de los derechos que más deberían cumplirse es el derecho al respeto y a la no discriminación. El respeto debería abarcar todos los aspectos del ser humano en su diversidad, siempre y cuando estén acordes o no entren en conflicto con los derechos humanos. Dentro del respeto a la diversidad intrínseca de cada persona individualmente, deberíamos preservar el respeto a que una persona pueda experimentar su existencia al margen de la constante sexualización, atracción y belleza según los roles impuestos por la sociedad. Sigue leyendo

¿Pasos difuminados en la arena? ¡Nunca! Activismo y más activismo

bmowi4lfpActualmente creo estar pasando una de las etapas más felices de mi vida, de verdad lo creo. Que esté pasando por esta etapa y de esta forma, no significa que no tenga todavía barreras que atravesar o metas que alcanzar, sino que puedo superarlas con un esfuerzo proporcional a su dificultad. Si hay algo que me encanta desde que empecé hace dos Eneros, es escribir, reflexionar, comprometerme con el activismo LGTB+, el respeto y la igualdad real por orientación sexual e identidad de género, pero sin embargo, me encuentro un poco desmotivado (en cuestión de escritura y en parte del ‘activismo de calle’). Sigue leyendo

El enemigo nº1 de la sociedad: ¡¡La persona que se quiere a sí misma!!

bmowi4liiaa0qfp (1)El ser humano por definición, basa en su conocimiento (y a veces en su desconocimiento) y en su experiencia sus diferentes formas de actuar, de vivir, de existir. Nuestro conocimiento (o nuestra falta de) inundan nuestra vida y nuestra realidad, en ocasiones nos dan libertades y en ocasiones nos restringen la misma. No debemos olvidar que actualmente decir lo que se piensa y pensar lo que se dice es una tendencia decadente. Pero más que criticar a ciertas personas, o mejor dicho, personalizar las críticas mismas, a mí me gustaría cuestionarme el porqué de esta tendencia decadente, el porqué del miedo a ser fiel a lo que se piensa y el porqué de un abandono de la reflexión y de la búsqueda de información antes de comunicar una idea, denunciar una situación o incluso convencer de una ideología. Ello se explica porque buscamos siempre lo que creemos que los demás quieren que seamos para ser aceptados, precisamente para los demás por la imagen que transmitimos, incluso en ocasiones, aunque eso implique auto-reprimirnos, pudiendo llegar a dejar de ser nosotros mismos en situaciones especiales. También tenemos que tener en cuenta que el ser humano como ser racional, no deja de tener posturas interesadas, y si podemos adoptar una postura temporal en beneficio propio, aunque no seamos nosotros mismos… ¿por qué deberíamos renunciar al beneficio que se nos ofrece? Sigue leyendo