El neoliberalismo capitalista contra el ecofeminismo combativo.

bmowi4lfpEl capitalismo es una forma rápida y global de deterioro de las diferentes sociedades mundiales. Esto es debido a las formas de relación del capitalismo donde el rédito positivo es lo único importante, ya sea a base de guerras, de vulneración de derechos humanos, de explotación de países y biodiversidad… Es muy necesario que nos concienciemos sobre la nocividad de este modelo económico que produce tantas injusticias, desigualdades, abusos de poder, materialismo… Todo ello está muy relacionado con el individualismo que tanto gusta al neoliberalismo mercantil, que pretende enfrentar más que compartir, capitalizar más que hermanar. El individualismo cala profundo en el neoliberalismo capitalista puesto que todo es comparable, todo es susceptible de ser jerarquizado, de ser comprado y vendido. La lucha contra el capitalismo ha sido integrada por muchos colectivos, agrupaciones y movimientos alternativos llamados “antisistema”, pero ¿acaso es realmente negativo ser antisistema? ¿Acaso es tan malo buscar la forma de transformar nuestro sistema para que sea más horizontal y más ecologista? En cuestiones de socio-economía, podemos encontrar dos tipos de binarismos contra los que deberemos seguir luchando: [capitalista-anticapitalista] y [capitalista-comunista]. Sigue leyendo

La paradoja de la soledad individualista en un mundo sobrepoblado

También publicado en Ecopolitica.org

bmowi4lfp‘Nosotros los verdes’, recordando el artículo traducido para EcoPolítica de Murray Bookchin, hemos trabajado y estudiado profundamente la sociedad y su construcción sociocultural, la ciudadanía y sus relaciones interpersonales en la construcción de su identidad individual y colectiva, hemos defendido nuestra ideología que reclama cambios sociales radicales (no confundir ‘radical’ con ‘extremismo’) que involucren el medioambientalismo pero que abarquen todo el espectro ecologista… Debo reconocer que gran parte de mi ideología se basa en los pilares ecologistas redactados y propuestos por los Global Greens de Canberra (2001), de los que ya he hablado en mis dos artículos anteriores sobre ecologismo y que confieso, me representan profundamente. Recordaremos teniendo presente éstos, que el reconocimiento de la igualdad plena entre ciudadanos del mundo y la reivindicación del respeto a la diversidad, de valor intrínseco propio, son imprescindibles. Esta última recoge la diversidad afectivo-sexual (homosexualidad, bisexualidad, pansexualidad, asexualidad…), la diversidad de género (ecofeminismos, nuevas masculinidades e identidades no binarias), la diversidad racial y/o étnica,  la diversidad de sexo (siendo inclusivos con la intersexualidad y el hermafroditismo), la diversidad de clases, incluso la diversidad de fe o espiritual. Sigue leyendo

Análisis del libro “Global Gay”: la revolución de la igualdad y el respeto

También publicado en Ecopolítica.org

bmowi4lfpDesde hace algunos años, se habla de, se debate y se escucha regularmente la palabra ‘revolución’. Si hablamos acerca de las distintas revoluciones sociales, podríamos identificar la ‘revolución’ feminista, aquella revolución donde las mujeres se empoderaron para reivindicar su identidad femenina contra el machismo, la misoginia y el patriarcado, incluyendo a las mujeres no blancas, no heterosexuales, no cisexuales y no cisgénero; enseñando a toda la población la necesidad de la igualdad de género. También podríamos identificar la ‘revolución’ racial, cuando las personas no blancas lucharon por defender sus identidades y sus derechos humanos frente a la supremacía blanca que les discriminaba jerárquicamente a categorías de inferioridad, ya sea en el norte global (todos aquellos países que encajarían en la categoría ‘primer mundo’. Ver “Cooperación al posdesarrollo” de Florent Marcellesi) o en el mismo Apartheid sudafricano. Actualmente, hay quien se atreve a asegurar que estamos viviendo y experimentando una nueva revolución. Generalmente llamada ‘revolución del amor libre’ (que no libertino) o ‘revolución LGTB+’, puedo decir que personalmente, también la llamo ‘revolución de la igualdad y el respeto’. ¿En qué consiste esta revolución? ¿Dónde está representada? Sigue leyendo

La diversidad afectivo-sexual y de género en el ecologismo. ‘Nuevas’ realidades

Artículo también publicado en Ecopolítica

bmowi4lfpEl ecologismo es una ideología reciente, transformadora y transgresora. El ecologismo actual me recuerda a los primeros años del feminismo y a los primeros años del activismo LGTB+. Pero aunque se ha trabajado el (eco)feminismo en el ecologismo, muy poco o nada se ha trabajado de la diversidad afectivo-sexual y de género en ésta ideología. ¿Cómo se relaciona el ecologismo con la homosexualidad, la bisexualidad o la pansexualidad? ¿Cómo se relaciona el ecologismo con la transexualidad, la identidad transgénero, bigénero, intergénero o genderqueer? ¿Cómo podemos descubrir estas relaciones? Sigue leyendo

Etiquetas e identidades ¿La clasificación de lo que somos?

bmowi4liiaa0qfp (1)En el activismo LGTB+ se mantiene un debate que, a mi parecer, nunca morirá, puesto que siempre hay nuevos puntos de vista a considerar, nuevos argumentos, nuevas realidades… Este debate se centra en si debemos conservar las etiquetas o si debemos eliminarlas. Mientras que en el activismo LGTB+ (al menos en la teoría) se defienden las etiquetas de lo que es cada persona, en la teoría (y la práctica) queer se busca la erradicación de las etiquetas porque “tod@s somos personas en igualdad” y “nada nos diferencia más que la legislación del país en el que nos encontramos”, de ahí que la teoría queer sea tan abanderada de la igualdad y tan transfeminista (que no significa que el activismo LGTB+ no lo sea). Somos seres evolucionados con capacidad de raciocinio, con capacidad de ser educados, de crecer a todos los niveles… Desde mi punto de vista, no creo que sea adecuado permanecer “fiel a un único bando” sin considerar el contrario, porque ambas teorías y prácticas, nos pueden dar mucho que reflexionar y pueden ayudarnos a evolucionar en nuestro activismo. Sigue leyendo

Una triste realidad: la influencia de la violencia simbólica

bmowi4liiaa0qfp (1)La globalización es definida como “un proceso económico, tecnológico, social y cultural a escala planetaria que consiste en la creciente comunicación e interdependencia entre los países del mundo uniendo sus mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global”. Una parte vital para el proceso globalizador son los medios de comunicación, las redes sociales, el poder de conocimiento instantáneo… ¿Y qué tienen en común los nombrados? Internet, una herramienta que permite formarse e informarse, comunicarse, reflexionar… Internet como promotor mismo de la globalización, nos permite aproximarnos a una realidad que nos es ajena y a la que podemos tener acceso con un ordenador y una conexión. Sigue leyendo