La fealdad y la anti-normatividad como objeto de empoderamiento: sin miedos ni vergüenzas

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos o deberíamos ser respetados según nuestros derechos, al igual que deberíamos exigir y deberían exigirnos el cumplimiento de nuestros deberes. Entre los deberes, encontramos el de respetar a cualquier persona como tal según su identidad, vivir de acuerdo a la igualdad de todos los seres humanos, incluso tener conciencia social, entre otros. Si bien los derechos son inmensos cuantitativamente, uno de los derechos que más deberían cumplirse es el derecho al respeto y a la no discriminación. El respeto debería abarcar todos los aspectos del ser humano en su diversidad, siempre y cuando estén acordes o no entren en conflicto con los derechos humanos. Dentro del respeto a la diversidad intrínseca de cada persona individualmente, deberíamos preservar el respeto a que una persona pueda experimentar su existencia al margen de la constante sexualización, atracción y belleza según los roles impuestos por la sociedad. Sigue leyendo

Anuncios

Se acabaron los cuentos de hadas. Ni príncipes ni princesas

bmowi4lfpCuando pensamos en el llamado amor romántico… ¿Qué es lo que pensamos? O mejor dicho, ¿qué construcción socio-cultural impositiva hemos aceptado como ‘lo normal’, ‘lo natural’ o ‘lo cotidiano’? Antes de ‘queer’izarnos tanto, me gustaría que reflexionásemos que el activismo como tal (sin mayores etiquetas) siempre nos favorece y nos fomentará una insumisión y un inconformismo más que necesario en (casi) todos los ámbitos de nuestras existencias individuales y colectivas. Evidentemente, la construcción de lo que llamamos ‘amor romántico’ no iba a ser diferente. Sigue leyendo

El acoso disfrazado de ‘broma’: las crueles novatadas

bmowi4lfp (1)Casi todos los años, a principio de curso, podemos escuchar repetidamente las noticias sobre las novatadas que se producen casi regularmente en los colegios mayores. En algunas ocasiones nos llegan de la mano de nuestrxs propixs compañerxs, hermanxs, amigxs, conocidxs… En otras ocasiones más graves, nos llegan por el telediario debido a infracciones, peligrosas irresponsabilidades o abusos excesivos que de alguna forma llegan a ser denunciados. Cuando pensamos en novatadas, ¿qué imagen se nos viene a la cabeza? Sigue leyendo

Una nueva y elegante dictadura: el imperialismo de la imagen

bmowi4lfp (1)En muchos de mis artículos me he dedicado a analizar nuestra sociedad y cómo hemos llegado a la situación actual. El objetivo principal de todos ellos ha sido mostrar una realidad escondida que a veces, aunque nos la quieran ocultar, no puede evitar salir a la luz. Uno de mis intereses es visibilizarlo, principalmente para generar debate, reflexión y replantearnos cómo mejorarnos a nosotrxs mismxs y a nuestro entorno. De hecho, debatir, reflexionar, movilizarse, ser activista insumiso e inconformista es el primer paso para mejorar nuestra sociedad. Sigue leyendo

La castración del ano: una práctica peligrosa

bmowi4liiaa0qfp (1)La Real Academia de la lengua Española o RAE, define castración como la acción y efecto de castrar, y ésta, como “capar” (extirpar o inutilizar) los órganos genitales como primera acepción. Nuestro cuerpo puede verse mutilado por diversas razones no accidentales (estén en desuso o no): la extirpación de una mama por tener cáncer, extirpación de tumores y/o quistes (como por ejemplo los ováricos), extirpación de los testículos como los castrati, e incluso en la Alemania nazi, se creía que se curaba la homosexualidad mediante la castración química de los testículos… A pesar de los conocidos, hace relativamente poco hemos podido conocer una nueva forma de castración. Ésta, por supuesto, tiene más de metafórica que de literal: la castración del ano. Pero… ¿Cómo se puede castrar un ano, que en principio no tiene nada para “remover”? Sigue leyendo

Heterosexismo declarado: la “necesidad” social de depilarse de las mujeres

bmowi4liiaa0qfp (1)En mi ‘Glosario de terminología LGTB+‘, defino el heterosexismo como “discriminación parecida a la heteronormatividad, pero discriminando a la mujer por serlo, haciéndola sentir inferior, ineficaz, inútil, inservible, que únicamente puede dedicarse al hogar y a los hijos”. De esta forma, la necesidad de ser heterosexual y hombre, por parte de la sociedad, reprime a la mujer únicamente por ser quien es, situación, que debemos evitar tod@s y cada un@ de nosotr@s en todos los ámbitos posibles de la sociedad. No debemos confundir el machismo con el heterosexismo, que en mi opinión tienen el mismo significado pero sumando además que el heterosexismo implica LGTB+fobia. Sigue leyendo