BIsexualidad vs. PANsexualidad vs. BIgenerismo ¡Con las identidades hemos topado!

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos “nosotros y nuestras circunstancias”, como bien decía Ortega y Gasset. Nuestra identidad depende de nuestros aspectos normativos, nuestros aspectos no normativos, el contexto en el que nos desarrollamos, quién nos influye en nuestro desarrollo, que circunstancias fomentan o evitan el mismo… Y de este modo, poniéndole una palabra a uno o varios aspectos de nuestra identidad, formamos la(s) etiqueta(s) (construidas también socio-culturalmente). En diferentes contextos, una cuestión específica puede ser descrita con varias palabras diferentes, pero en cuestiones que aún están por desarrollar, dos palabras que parecían describir lo mismo, acaban resultando no opuestas pero distintas. Es el caso de la bisexualidad y la pansexualidad, añadiendo a la comparación la identidad bigénero para reflexionar también sobre la diferencia entre sexo, sexualidad y (e identidad de) género. Sigue leyendo

Anuncios

¡Atención atención! La heterosexualidad se cura

Lo primero que os voy a pedir ante todo, es que leáis este artículo hasta el final.
bmowi4lfpPero si, al parecer sí. La heterosexualidad puede ser curada y/o modificada. Recientemente han salido diferentes noticias en base a un estudio, comentando la importancia de entender que existimos permanentemente en relación a construcciones sociales, y de este modo, forjamos nuestra identidad. Nuestra identidad puede ser forjada por factores de amplia diversidad. Generalmente, cuando hablamos de identidad nos referimos a nuestro sexo, nuestro cuerpo, nuestra orientación sexual, nuestra identidad de género, nuestros roles de género, nuestras relaciones sexuales, nuestra forma de relacionarnos afectivo-socialmente… Pero realmente, nuestra identidad abarca todo nuestro ser, desde todo lo mencionado hasta cuál es nuestra comida preferida, si nos gusta una u otra música o incluso a nivel más profundo relacionado con nuestra ideología. Sigue leyendo