¿Quién es nadie para juzgarme? LGTB+fobias e inclusiones en la iglesia católica

bmowi4lfpOtro de los libros que en mis manos ha caído es ‘¿Quién soy yo para juzgarlos?’ de Sebastián Medina (nombre ficticio por las razones que expondremos a continuación). Sin duda es un libro fascinante, puesto que, aunque no recoge todos los testimonios de toda la jerarquía (desde la base hasta la cúspide) eclesiástica española, sí recoge testimonios muy interesantes sin cesura sobre la homosexualidad, publicados sin dar nombres para poder ser transcritos. Si bien en este libro existen sesgos (la falta de testimonios de fieles no pertenecientes a la jerarquía, los testimonios de las mujeres creyentes, la falta de debate en profundidad sobre otras identidades como la bisexual o la transexual), es un libro totalmente abierto a que se realicen investigaciones posteriores al respecto. Como he dicho, Sebastián Medina es un apodo debido a que el autor traslada al papel las consultas sobre homosexualidad hechas a diferentes clérigos de la amplia geografía española, sin censura, dándonos una visión de ‘lo que verdaderamente piensan’ estas personas. Para quienes deseen ahondar en el tema, más allá de este libro, tengo un artículo sobre ‘Catolicismo LGTB+’ en La Realidad Escondida. Sigue leyendo

Catolicismo y diversidad afectivo-sexual y de género (LGTB+)

bmowi4lfpDifícil tema para escribir sin duda. Difícil y polémico. A pesar de todo, creo sinceramente que éste es un buen momento para abordar el tema, después de ciertos debates privados bastante intensos. En nuestras ‘queridas’ dicotomías socio-culturales, suele hablarse de la religión como la opuesta a la ciencia, que no es diferente al eterno debate entre conservadurismo (asociado a religión) contra progresismo (asociado a ciencia). Ello, es un claro error. ¿Acaso la ciencia no puede ser conservadora intentando “curar” la homosexualidad? ¿Acaso la religión no puede ser progresista? Es importante como seres humanos que somos (en igualdad, como a mi me gusta decir), dejar el dogmatismo de lado y abrir nuestras mentes más allá de la dicotomía, de lo construido socialmente y del enfrentamiento por el enfrentamiento sin la contemplación de la diversidad. Al igual que hay diversidad en la ciencia, hay diversidad en la religión. Las piedras de nuestro camino vuelven a ser los constructos sociales. ¿Por qué no nos detenemos a deconstruir los esquemas pre-construidos? Matizo que, aunque he mencionado la religión, voy a centrarme en el cristianismo católico que me es más conocido y cercano. Reflexionemos.  Sigue leyendo