Catolicismo y diversidad afectivo-sexual y de género (LGTB+)

bmowi4lfpDifícil tema para escribir sin duda. Difícil y polémico. A pesar de todo, creo sinceramente que éste es un buen momento para abordar el tema, después de ciertos debates privados bastante intensos. En nuestras ‘queridas’ dicotomías socio-culturales, suele hablarse de la religión como la opuesta a la ciencia, que no es diferente al eterno debate entre conservadurismo (asociado a religión) contra progresismo (asociado a ciencia). Ello, es un claro error. ¿Acaso la ciencia no puede ser conservadora intentando “curar” la homosexualidad? ¿Acaso la religión no puede ser progresista? Es importante como seres humanos que somos (en igualdad, como a mi me gusta decir), dejar el dogmatismo de lado y abrir nuestras mentes más allá de la dicotomía, de lo construido socialmente y del enfrentamiento por el enfrentamiento sin la contemplación de la diversidad. Al igual que hay diversidad en la ciencia, hay diversidad en la religión. Las piedras de nuestro camino vuelven a ser los constructos sociales. ¿Por qué no nos detenemos a deconstruir los esquemas pre-construidos? Matizo que, aunque he mencionado la religión, voy a centrarme en el cristianismo católico que me es más conocido y cercano. Reflexionemos.  Sigue leyendo

Una palabra curiosamente peligrosa: “Normal” y la inclusión normativizante

bmowi4lfpHablar adecuadamente, utilizar el lenguaje correctamente, es muy importante. Traté de explicarlo y demostrarlo en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados” y traté de ofrecer correctas definiciones que aclarasen los términos más utilizados en el activismo LGTB+ en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados 2: Glosario de terminología LGTB+“. En nuestro lenguaje queda muy reflejada la diversidad y por ello debemos hablar con propiedad. Además, quiero expresaros mi deseo de llamar a la concienciación a todo ser humano que lea estas líneas. Este artículo que escribo pretende reflexionar sobre esa palabra tan (¿mal?) usada, la palabra binarista “normal” y el movimiento “normalizador” (¿normativizante?) de las diferentes disidencias y/o diversidades.
Sigue leyendo