La diversidad afectivo-sexual y de género en el ecologismo. ‘Nuevas’ realidades

Artículo también publicado en Ecopolítica

bmowi4lfpEl ecologismo es una ideología reciente, transformadora y transgresora. El ecologismo actual me recuerda a los primeros años del feminismo y a los primeros años del activismo LGTB+. Pero aunque se ha trabajado el (eco)feminismo en el ecologismo, muy poco o nada se ha trabajado de la diversidad afectivo-sexual y de género en ésta ideología. ¿Cómo se relaciona el ecologismo con la homosexualidad, la bisexualidad o la pansexualidad? ¿Cómo se relaciona el ecologismo con la transexualidad, la identidad transgénero, bigénero, intergénero o genderqueer? ¿Cómo podemos descubrir estas relaciones? Sigue leyendo

El tiempo: El aliado más poderoso del universo

bmowi4liiaa0qfp (1)El día Martes 07 de Octubre de este año 2014, fui al cine con mi novio para ver la película ‘Boyhood’ (traducida no muy literalmente al español como ‘Momentos de una vida’) en versión original y  con subtítulos en español. Para ir a verla, fui a los cines Verdi, unos cines poco convencionales donde suelen proyectar películas poco comunes no comerciales, y en muchas ocasiones, de contenido no únicamente de entretenimiento y evasión, sino puras obras de arte que te remueven y conmueven, te hacen repensarte, y en definitiva, te hacen crecer como persona. Cuando me detengo a pensar entre la maravillosísima película de ‘Boyhood’ en comparación con otro tipo de películas menos reflexivas y profundas como es Torrente (5), pienso si de verdad la televisión, la radio, la prensa escrita (entre otros) están anunciando las películas que debería anunciar. Creo que como a muchas preguntas de nuestra sociedad, su respuesta asociada es: capitalismo puro y duro. Dar al/a la ciudadanx precisamente lo que desea sin esfuerzo como cuando se da de comer a las vacas, a las ovejas o a los caballos, no se está promoviendo una reflexión, un cambio, no se está fomentando una evolución, una cultura profunda, un interés que nos engrandezca, que nos mueva y que necesitemos compartir con los demás para conocer otros puntos de vista, no estamos dejando de seguir en el sendero de la pasividad, del inmovilismo, de la aceptación sumisa de lo que nos pasa sin ser agentes activos de nuestra propia vida. Cuando reflexiono sobre este tipo de situaciones me pregunto si vivimos o simplemente ‘sobrevivimos’. Sigue leyendo

Etiquetas e identidades ¿La clasificación de lo que somos?

bmowi4liiaa0qfp (1)En el activismo LGTB+ se mantiene un debate que, a mi parecer, nunca morirá, puesto que siempre hay nuevos puntos de vista a considerar, nuevos argumentos, nuevas realidades… Este debate se centra en si debemos conservar las etiquetas o si debemos eliminarlas. Mientras que en el activismo LGTB+ (al menos en la teoría) se defienden las etiquetas de lo que es cada persona, en la teoría (y la práctica) queer se busca la erradicación de las etiquetas porque “tod@s somos personas en igualdad” y “nada nos diferencia más que la legislación del país en el que nos encontramos”, de ahí que la teoría queer sea tan abanderada de la igualdad y tan transfeminista (que no significa que el activismo LGTB+ no lo sea). Somos seres evolucionados con capacidad de raciocinio, con capacidad de ser educados, de crecer a todos los niveles… Desde mi punto de vista, no creo que sea adecuado permanecer “fiel a un único bando” sin considerar el contrario, porque ambas teorías y prácticas, nos pueden dar mucho que reflexionar y pueden ayudarnos a evolucionar en nuestro activismo. Sigue leyendo

La castración del ano: una práctica peligrosa

bmowi4liiaa0qfp (1)La Real Academia de la lengua Española o RAE, define castración como la acción y efecto de castrar, y ésta, como “capar” (extirpar o inutilizar) los órganos genitales como primera acepción. Nuestro cuerpo puede verse mutilado por diversas razones no accidentales (estén en desuso o no): la extirpación de una mama por tener cáncer, extirpación de tumores y/o quistes (como por ejemplo los ováricos), extirpación de los testículos como los castrati, e incluso en la Alemania nazi, se creía que se curaba la homosexualidad mediante la castración química de los testículos… A pesar de los conocidos, hace relativamente poco hemos podido conocer una nueva forma de castración. Ésta, por supuesto, tiene más de metafórica que de literal: la castración del ano. Pero… ¿Cómo se puede castrar un ano, que en principio no tiene nada para “remover”? Sigue leyendo