De Stonewall a nuestros días. Una estrella QUEER: S.T.A.R.

bmowi4lfp¿Qué es S.T.A.R. te preguntarás? Yo también me lo pregunté al empezar el libro del que voy a hacer la crítica. Sí, en la propia portada resalta ‘Street Transvestite Action Revolutionaries’. O lo que es lo mismo, “Acción Travesti Callejera (y) Revolucionaria”, aunque no se encuentre, yo le habría puesto el Y. Como me dijo la persona que me recomendó el libro, Mané Fernández, que es además una persona fascinante: ‘es corto pero es una joya’. Por supuesto, pero es más que una joya; es una perla que recuperamos del olvido, es un diamante en bruto contra todas las violencias reunidas en una que se llama OPRESIÓN, es un rubí como la pasión de la lucha de sus protagonistas, una esmeralda de esperanza por un mundo mejor sin persistente violencia (LGTB+fóbica), un zafiro que simboliza la eterna conexión entre quienes luchan por la igualdad entre personas sin rostro, ni sexo, ni sexualidad, ni identidad de género; personas sin etnia, sin diversidad funcional, sin religión; personas sin cuerpo pero sin duda, con un alma más poderosa que la de todos los líderes de la historia que hayan existido y existirán para reprimir la libertad. Esto nos involucra a TODES.
Sigue leyendo

BIsexualidad vs. PANsexualidad vs. BIgenerismo ¡Con las identidades hemos topado!

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos “nosotros y nuestras circunstancias”, como bien decía Ortega y Gasset. Nuestra identidad depende de nuestros aspectos normativos, nuestros aspectos no normativos, el contexto en el que nos desarrollamos, quién nos influye en nuestro desarrollo, que circunstancias fomentan o evitan el mismo… Y de este modo, poniéndole una palabra a uno o varios aspectos de nuestra identidad, formamos la(s) etiqueta(s) (construidas también socio-culturalmente). En diferentes contextos, una cuestión específica puede ser descrita con varias palabras diferentes, pero en cuestiones que aún están por desarrollar, dos palabras que parecían describir lo mismo, acaban resultando no opuestas pero distintas. Es el caso de la bisexualidad y la pansexualidad, añadiendo a la comparación la identidad bigénero para reflexionar también sobre la diferencia entre sexo, sexualidad y (e identidad de) género. Sigue leyendo

Activismo LGTB+ vs. Activismo Queer y la evidencia de su complementariedad

bmowi4lfpCuando se habla de activismo, suele cómo no, utilizarse un binarismo (tan propio de nuestra(s) sociedad(es). Ya he hablado de otro tipo de binarismos en mis anteriores artículos). Suelen contraponerse abiertamente el activismo LGTB+ y el activismo Queer. ¿Por qué tanto enfrentamiento en dos formas de activismo que bien podrían ser complementarias? Y en la gran mayoría de ocasiones, hay activistas que únicamente reivindican el activismo LGTB+ y hay activistas que únicamente reivindican el activismo Queer. Desde mi punto de vista, esto es un claro error. Deberían aunarse las dos formas de activismo, contemplando las perspectivas individuales (que no individualistas) para conseguir la mayor objetividad, la mayor efectividad, la mayor concienciación y la mejor forma de activismo posible y plausible: el activismo Queer + el activismo LGTB+. Sigue leyendo

La paradoja de la soledad individualista en un mundo sobrepoblado

También publicado en Ecopolitica.org

bmowi4lfp‘Nosotros los verdes’, recordando el artículo traducido para EcoPolítica de Murray Bookchin, hemos trabajado y estudiado profundamente la sociedad y su construcción sociocultural, la ciudadanía y sus relaciones interpersonales en la construcción de su identidad individual y colectiva, hemos defendido nuestra ideología que reclama cambios sociales radicales (no confundir ‘radical’ con ‘extremismo’) que involucren el medioambientalismo pero que abarquen todo el espectro ecologista… Debo reconocer que gran parte de mi ideología se basa en los pilares ecologistas redactados y propuestos por los Global Greens de Canberra (2001), de los que ya he hablado en mis dos artículos anteriores sobre ecologismo y que confieso, me representan profundamente. Recordaremos teniendo presente éstos, que el reconocimiento de la igualdad plena entre ciudadanos del mundo y la reivindicación del respeto a la diversidad, de valor intrínseco propio, son imprescindibles. Esta última recoge la diversidad afectivo-sexual (homosexualidad, bisexualidad, pansexualidad, asexualidad…), la diversidad de género (ecofeminismos, nuevas masculinidades e identidades no binarias), la diversidad racial y/o étnica,  la diversidad de sexo (siendo inclusivos con la intersexualidad y el hermafroditismo), la diversidad de clases, incluso la diversidad de fe o espiritual. Sigue leyendo

Análisis del libro “Global Gay”: la revolución de la igualdad y el respeto

También publicado en Ecopolítica.org

bmowi4lfpDesde hace algunos años, se habla de, se debate y se escucha regularmente la palabra ‘revolución’. Si hablamos acerca de las distintas revoluciones sociales, podríamos identificar la ‘revolución’ feminista, aquella revolución donde las mujeres se empoderaron para reivindicar su identidad femenina contra el machismo, la misoginia y el patriarcado, incluyendo a las mujeres no blancas, no heterosexuales, no cisexuales y no cisgénero; enseñando a toda la población la necesidad de la igualdad de género. También podríamos identificar la ‘revolución’ racial, cuando las personas no blancas lucharon por defender sus identidades y sus derechos humanos frente a la supremacía blanca que les discriminaba jerárquicamente a categorías de inferioridad, ya sea en el norte global (todos aquellos países que encajarían en la categoría ‘primer mundo’. Ver “Cooperación al posdesarrollo” de Florent Marcellesi) o en el mismo Apartheid sudafricano. Actualmente, hay quien se atreve a asegurar que estamos viviendo y experimentando una nueva revolución. Generalmente llamada ‘revolución del amor libre’ (que no libertino) o ‘revolución LGTB+’, puedo decir que personalmente, también la llamo ‘revolución de la igualdad y el respeto’. ¿En qué consiste esta revolución? ¿Dónde está representada? Sigue leyendo

La inexistencia del hembrismo. Una verdad que nadie explica

bmowi4liiaa0qfp (1)Como es bien sabido, los partidos políticos, los movimientos sociales, las asociaciones y las reivindicaciones, están actualmente a la orden del día.  Cada vez más, la ciudadanía comprende que la sociedad no está formada por meras personas, sino mucho más que eso. Cada individuo juega en la sociedad un papel, un rol (impuesto o no) que nos demuestra una vez más, que el ser humano es una criatura social, que necesita desarrollarse de forma individual y colectiva. Nuestro desarrollo siempre se ve influenciado por dónde y en qué familia nacemos, en qué época y con quiénes compartimos existencia. Es por ello que hay tantas realidades como personas con capacidad de raciocinio hayan existido. Si bien parece que el ser humano prefiere entender el mundo en forma de binarismos: [hombre / mujer][heterosexual / homosexual][raza blanca / raza negra][rico / pobre], en muchas ocasiones olvidamos que el binarismo se impone intentando anular las realidades que no se corresponden con el mismo. Sigue leyendo