La castración del ano: una práctica peligrosa

bmowi4liiaa0qfp (1)La Real Academia de la lengua Española o RAE, define castración como la acción y efecto de castrar, y ésta, como “capar” (extirpar o inutilizar) los órganos genitales como primera acepción. Nuestro cuerpo puede verse mutilado por diversas razones no accidentales (estén en desuso o no): la extirpación de una mama por tener cáncer, extirpación de tumores y/o quistes (como por ejemplo los ováricos), extirpación de los testículos como los castrati, e incluso en la Alemania nazi, se creía que se curaba la homosexualidad mediante la castración química de los testículos… A pesar de los conocidos, hace relativamente poco hemos podido conocer una nueva forma de castración. Ésta, por supuesto, tiene más de metafórica que de literal: la castración del ano. Pero… ¿Cómo se puede castrar un ano, que en principio no tiene nada para “remover”? Sigue leyendo