La fealdad y la anti-normatividad como objeto de empoderamiento: sin miedos ni vergüenzas

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos o deberíamos ser respetados según nuestros derechos, al igual que deberíamos exigir y deberían exigirnos el cumplimiento de nuestros deberes. Entre los deberes, encontramos el de respetar a cualquier persona como tal según su identidad, vivir de acuerdo a la igualdad de todos los seres humanos, incluso tener conciencia social, entre otros. Si bien los derechos son inmensos cuantitativamente, uno de los derechos que más deberían cumplirse es el derecho al respeto y a la no discriminación. El respeto debería abarcar todos los aspectos del ser humano en su diversidad, siempre y cuando estén acordes o no entren en conflicto con los derechos humanos. Dentro del respeto a la diversidad intrínseca de cada persona individualmente, deberíamos preservar el respeto a que una persona pueda experimentar su existencia al margen de la constante sexualización, atracción y belleza según los roles impuestos por la sociedad. Sigue leyendo

Anuncios

Una diferencia clave de la sociedad: la que hay entre pene y falo

Nuestra sociedad es heterosexual. Nuestra sociedad es cisexual cisgenerista. Nuestra sociedad es LGTB+foba. Nuestra sociedad es racista y xenófoba. Nuestra sociedad es clasista, es discriminadora, es represora, es en ocasiones, vergonzosa. En este artículo vuelvo a reflexionar sobre el sexismo y el machismo institucionalizado, el feminismo como respuesta igualitaria contra el machismo y una de las grandes diferencias que comenzó en los roles de poder. Desde mi punto de vista, ese poder en favor del ‘hombre’, ese miedo que reprime a todo lo que sea diferente del modelo: [ hombre, blanco, heterosexual, cisexual, cisgénero, de clase media o alta ] … aún no se ha derribado. No precisamente por suerte sino por trabajo constante, esfuerzo y sudor, los movimientos feministas, LGTB+ y anti-racistas (entre otros igualitarios) fueron los que progresivamente impulsaron y fomentaron la igualdad, en este caso, por identidad de género (diversa o no) ya se sea cisexual, cisgénero, transexual o transgénero. Pero la sociedad sigue siendo machista y sexista, y los privilegiados no dejan de ser los hombres.bmowi4liiaa0qfp (1) Sigue leyendo

La castración del ano: una práctica peligrosa

bmowi4liiaa0qfp (1)La Real Academia de la lengua Española o RAE, define castración como la acción y efecto de castrar, y ésta, como “capar” (extirpar o inutilizar) los órganos genitales como primera acepción. Nuestro cuerpo puede verse mutilado por diversas razones no accidentales (estén en desuso o no): la extirpación de una mama por tener cáncer, extirpación de tumores y/o quistes (como por ejemplo los ováricos), extirpación de los testículos como los castrati, e incluso en la Alemania nazi, se creía que se curaba la homosexualidad mediante la castración química de los testículos… A pesar de los conocidos, hace relativamente poco hemos podido conocer una nueva forma de castración. Ésta, por supuesto, tiene más de metafórica que de literal: la castración del ano. Pero… ¿Cómo se puede castrar un ano, que en principio no tiene nada para “remover”? Sigue leyendo

La diferencia entre ser transexual y ser transgénero. ¡No te confundas!

bmowi4liiaa0qfp (1)En esta sociedad, donde cada vez emergen más términos, donde se reivindican la igualdad legal, la igualdad en derechos y la igualdad real, debemos contemplar que no habrá igualdad realmente hasta que no se hable con propiedad, por ello, escribí el artículo “La necesidad de usar los términos adecuados”. Pero surgen nuevos términos, que incluso me hacen dudar y reflexionar, algo que es muy positivo en la hetero-normatividad de nuestra sociedad. En este caso me ha surgido esta duda: Transexualidad y Transgénero, no son la misma palabra ni tienen el mismo significado. ¿Qué diferencia hay entre ambas? Sigue leyendo