Ejemplos de vida: Carlos Paredes

Me gustaría presentar con este primer artículo, esta sección, en la que realizaré entrevistas a personas que son relevantes para mí en la actualidad, que me han hecho crecer y que me hacen eternamente feliz. Siendo así: ¡EMPEZAMOS!

Entrevista a Carlos Paredes: Democracia, Justicia y Coherencia236892 Sigue leyendo

Anuncios

BIsexualidad vs. PANsexualidad vs. BIgenerismo ¡Con las identidades hemos topado!

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos “nosotros y nuestras circunstancias”, como bien decía Ortega y Gasset. Nuestra identidad depende de nuestros aspectos normativos, nuestros aspectos no normativos, el contexto en el que nos desarrollamos, quién nos influye en nuestro desarrollo, que circunstancias fomentan o evitan el mismo… Y de este modo, poniéndole una palabra a uno o varios aspectos de nuestra identidad, formamos la(s) etiqueta(s) (construidas también socio-culturalmente). En diferentes contextos, una cuestión específica puede ser descrita con varias palabras diferentes, pero en cuestiones que aún están por desarrollar, dos palabras que parecían describir lo mismo, acaban resultando no opuestas pero distintas. Es el caso de la bisexualidad y la pansexualidad, añadiendo a la comparación la identidad bigénero para reflexionar también sobre la diferencia entre sexo, sexualidad y (e identidad de) género. Sigue leyendo

De éxitos y de fracasos: capitalismo, felicidad y sufrimiento

bmowi4lfpTanto el ‘éxito’ como el ‘fracaso’ son conceptos muy relativos debido a que son muy interpretables según en qué situaciones se estén utilizando, pero a pesar de ello, me gustaría realizar la reflexión que en este artículo llevo a cabo. ¿Qué es el éxito? ¿Qué es el fracaso? ¿El éxito normativo nos da la felicidad o puede ser la causa de nuestro sufrimiento? ¿Podríamos no sufrir la represión del sistema transformando nuestra perspectiva, el punto de vista de nuestra realidad? Sigue leyendo

Catolicismo y diversidad afectivo-sexual y de género (LGTB+)

bmowi4lfpDifícil tema para escribir sin duda. Difícil y polémico. A pesar de todo, creo sinceramente que éste es un buen momento para abordar el tema, después de ciertos debates privados bastante intensos. En nuestras ‘queridas’ dicotomías socio-culturales, suele hablarse de la religión como la opuesta a la ciencia, que no es diferente al eterno debate entre conservadurismo (asociado a religión) contra progresismo (asociado a ciencia). Ello, es un claro error. ¿Acaso la ciencia no puede ser conservadora intentando “curar” la homosexualidad? ¿Acaso la religión no puede ser progresista? Es importante como seres humanos que somos (en igualdad, como a mi me gusta decir), dejar el dogmatismo de lado y abrir nuestras mentes más allá de la dicotomía, de lo construido socialmente y del enfrentamiento por el enfrentamiento sin la contemplación de la diversidad. Al igual que hay diversidad en la ciencia, hay diversidad en la religión. Las piedras de nuestro camino vuelven a ser los constructos sociales. ¿Por qué no nos detenemos a deconstruir los esquemas pre-construidos? Matizo que, aunque he mencionado la religión, voy a centrarme en el cristianismo católico que me es más conocido y cercano. Reflexionemos.  Sigue leyendo

¡Atención atención! La heterosexualidad se cura

Lo primero que os voy a pedir ante todo, es que leáis este artículo hasta el final.
bmowi4lfpPero si, al parecer sí. La heterosexualidad puede ser curada y/o modificada. Recientemente han salido diferentes noticias en base a un estudio, comentando la importancia de entender que existimos permanentemente en relación a construcciones sociales, y de este modo, forjamos nuestra identidad. Nuestra identidad puede ser forjada por factores de amplia diversidad. Generalmente, cuando hablamos de identidad nos referimos a nuestro sexo, nuestro cuerpo, nuestra orientación sexual, nuestra identidad de género, nuestros roles de género, nuestras relaciones sexuales, nuestra forma de relacionarnos afectivo-socialmente… Pero realmente, nuestra identidad abarca todo nuestro ser, desde todo lo mencionado hasta cuál es nuestra comida preferida, si nos gusta una u otra música o incluso a nivel más profundo relacionado con nuestra ideología. Sigue leyendo

Una palabra curiosamente peligrosa: “Normal” y la inclusión normativizante

bmowi4lfpHablar adecuadamente, utilizar el lenguaje correctamente, es muy importante. Traté de explicarlo y demostrarlo en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados” y traté de ofrecer correctas definiciones que aclarasen los términos más utilizados en el activismo LGTB+ en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados 2: Glosario de terminología LGTB+“. En nuestro lenguaje queda muy reflejada la diversidad y por ello debemos hablar con propiedad. Además, quiero expresaros mi deseo de llamar a la concienciación a todo ser humano que lea estas líneas. Este artículo que escribo pretende reflexionar sobre esa palabra tan (¿mal?) usada, la palabra binarista “normal” y el movimiento “normalizador” (¿normativizante?) de las diferentes disidencias y/o diversidades.
Sigue leyendo

La paradoja de la soledad individualista en un mundo sobrepoblado

También publicado en Ecopolitica.org

bmowi4lfp‘Nosotros los verdes’, recordando el artículo traducido para EcoPolítica de Murray Bookchin, hemos trabajado y estudiado profundamente la sociedad y su construcción sociocultural, la ciudadanía y sus relaciones interpersonales en la construcción de su identidad individual y colectiva, hemos defendido nuestra ideología que reclama cambios sociales radicales (no confundir ‘radical’ con ‘extremismo’) que involucren el medioambientalismo pero que abarquen todo el espectro ecologista… Debo reconocer que gran parte de mi ideología se basa en los pilares ecologistas redactados y propuestos por los Global Greens de Canberra (2001), de los que ya he hablado en mis dos artículos anteriores sobre ecologismo y que confieso, me representan profundamente. Recordaremos teniendo presente éstos, que el reconocimiento de la igualdad plena entre ciudadanos del mundo y la reivindicación del respeto a la diversidad, de valor intrínseco propio, son imprescindibles. Esta última recoge la diversidad afectivo-sexual (homosexualidad, bisexualidad, pansexualidad, asexualidad…), la diversidad de género (ecofeminismos, nuevas masculinidades e identidades no binarias), la diversidad racial y/o étnica,  la diversidad de sexo (siendo inclusivos con la intersexualidad y el hermafroditismo), la diversidad de clases, incluso la diversidad de fe o espiritual. Sigue leyendo