Etiquetas e identidades ¿La clasificación de lo que somos?

bmowi4liiaa0qfp (1)En el activismo LGTB+ se mantiene un debate que, a mi parecer, nunca morirá, puesto que siempre hay nuevos puntos de vista a considerar, nuevos argumentos, nuevas realidades… Este debate se centra en si debemos conservar las etiquetas o si debemos eliminarlas. Mientras que en el activismo LGTB+ (al menos en la teoría) se defienden las etiquetas de lo que es cada persona, en la teoría (y la práctica) queer se busca la erradicación de las etiquetas porque “tod@s somos personas en igualdad” y “nada nos diferencia más que la legislación del país en el que nos encontramos”, de ahí que la teoría queer sea tan abanderada de la igualdad y tan transfeminista (que no significa que el activismo LGTB+ no lo sea). Somos seres evolucionados con capacidad de raciocinio, con capacidad de ser educados, de crecer a todos los niveles… Desde mi punto de vista, no creo que sea adecuado permanecer “fiel a un único bando” sin considerar el contrario, porque ambas teorías y prácticas, nos pueden dar mucho que reflexionar y pueden ayudarnos a evolucionar en nuestro activismo. Sigue leyendo

Anuncios

El enemigo nº1 de la sociedad: ¡¡La persona que se quiere a sí misma!!

bmowi4liiaa0qfp (1)El ser humano por definición, basa en su conocimiento (y a veces en su desconocimiento) y en su experiencia sus diferentes formas de actuar, de vivir, de existir. Nuestro conocimiento (o nuestra falta de) inundan nuestra vida y nuestra realidad, en ocasiones nos dan libertades y en ocasiones nos restringen la misma. No debemos olvidar que actualmente decir lo que se piensa y pensar lo que se dice es una tendencia decadente. Pero más que criticar a ciertas personas, o mejor dicho, personalizar las críticas mismas, a mí me gustaría cuestionarme el porqué de esta tendencia decadente, el porqué del miedo a ser fiel a lo que se piensa y el porqué de un abandono de la reflexión y de la búsqueda de información antes de comunicar una idea, denunciar una situación o incluso convencer de una ideología. Ello se explica porque buscamos siempre lo que creemos que los demás quieren que seamos para ser aceptados, precisamente para los demás por la imagen que transmitimos, incluso en ocasiones, aunque eso implique auto-reprimirnos, pudiendo llegar a dejar de ser nosotros mismos en situaciones especiales. También tenemos que tener en cuenta que el ser humano como ser racional, no deja de tener posturas interesadas, y si podemos adoptar una postura temporal en beneficio propio, aunque no seamos nosotros mismos… ¿por qué deberíamos renunciar al beneficio que se nos ofrece? Sigue leyendo