La fealdad y la anti-normatividad como objeto de empoderamiento: sin miedos ni vergüenzas

bmowi4lfpTodos los seres humanos somos o deberíamos ser respetados según nuestros derechos, al igual que deberíamos exigir y deberían exigirnos el cumplimiento de nuestros deberes. Entre los deberes, encontramos el de respetar a cualquier persona como tal según su identidad, vivir de acuerdo a la igualdad de todos los seres humanos, incluso tener conciencia social, entre otros. Si bien los derechos son inmensos cuantitativamente, uno de los derechos que más deberían cumplirse es el derecho al respeto y a la no discriminación. El respeto debería abarcar todos los aspectos del ser humano en su diversidad, siempre y cuando estén acordes o no entren en conflicto con los derechos humanos. Dentro del respeto a la diversidad intrínseca de cada persona individualmente, deberíamos preservar el respeto a que una persona pueda experimentar su existencia al margen de la constante sexualización, atracción y belleza según los roles impuestos por la sociedad. Sigue leyendo

Una nueva y elegante dictadura: el imperialismo de la imagen

bmowi4lfp (1)En muchos de mis artículos me he dedicado a analizar nuestra sociedad y cómo hemos llegado a la situación actual. El objetivo principal de todos ellos ha sido mostrar una realidad escondida que a veces, aunque nos la quieran ocultar, no puede evitar salir a la luz. Uno de mis intereses es visibilizarlo, principalmente para generar debate, reflexión y replantearnos cómo mejorarnos a nosotrxs mismxs y a nuestro entorno. De hecho, debatir, reflexionar, movilizarse, ser activista insumiso e inconformista es el primer paso para mejorar nuestra sociedad. Sigue leyendo

El enemigo nº1 de la sociedad: ¡¡La persona que se quiere a sí misma!!

bmowi4liiaa0qfp (1)El ser humano por definición, basa en su conocimiento (y a veces en su desconocimiento) y en su experiencia sus diferentes formas de actuar, de vivir, de existir. Nuestro conocimiento (o nuestra falta de) inundan nuestra vida y nuestra realidad, en ocasiones nos dan libertades y en ocasiones nos restringen la misma. No debemos olvidar que actualmente decir lo que se piensa y pensar lo que se dice es una tendencia decadente. Pero más que criticar a ciertas personas, o mejor dicho, personalizar las críticas mismas, a mí me gustaría cuestionarme el porqué de esta tendencia decadente, el porqué del miedo a ser fiel a lo que se piensa y el porqué de un abandono de la reflexión y de la búsqueda de información antes de comunicar una idea, denunciar una situación o incluso convencer de una ideología. Ello se explica porque buscamos siempre lo que creemos que los demás quieren que seamos para ser aceptados, precisamente para los demás por la imagen que transmitimos, incluso en ocasiones, aunque eso implique auto-reprimirnos, pudiendo llegar a dejar de ser nosotros mismos en situaciones especiales. También tenemos que tener en cuenta que el ser humano como ser racional, no deja de tener posturas interesadas, y si podemos adoptar una postura temporal en beneficio propio, aunque no seamos nosotros mismos… ¿por qué deberíamos renunciar al beneficio que se nos ofrece? Sigue leyendo

Fernando Tejero, ‘gaypitalismo’ y activismo. Luchando contra la LGTBfobia

960-para-erradicar-la-lgtbifobia-faltas-tuComo todos saben, es bastante diferente ser LGTB+ que ser activista LGTB+. En esta diferenciación, si se demoniza a las personas LGTB+, se critica aún más desde la religión y la política conservadora neoliberal a quienes se sienten con el derecho de reivindicar su orientación sexual, su identidad de género y el derecho a vivir en libertad. Si ya es triste que se critique el derecho a ser un@ mism@ desde las posiciones (ultra)conservadoras, es aún más triste que la crítica negativa provenga de las mismas personas LGTB+.

Bandera_gay_MarruecosÚltimamente, Fernando Tejero está dando mucho de que hablar. Ello se ha visto favorecido ya que el activista Shangay Lily, ha escrito un artículo en el periódico “Público” criticando al actor, y al llamado ‘gaypitalismo’. Ya conocemos a Shangay por su gran activismo por la igualdad real, a veces, mediante acciones polémicas, pero siempre abierto a la reivindicación a aprender y a enseñar la necesidad de por qué debemos erradicar la discriminación. Tejero, una persona hiper-armarizada, no deja de victimizarse contando a todos los medios (por una cantidad que no ha sido revelada) que le han sacado del armario “a patadas”. Es curioso que hable tanto de privacidad, cuando va publicando entrevistas relatando lo ‘desdichado que se siente’. Sigue leyendo