De éxitos y de fracasos: capitalismo, felicidad y sufrimiento

bmowi4lfpTanto el ‘éxito’ como el ‘fracaso’ son conceptos muy relativos debido a que son muy interpretables según en qué situaciones se estén utilizando, pero a pesar de ello, me gustaría realizar la reflexión que en este artículo llevo a cabo. ¿Qué es el éxito? ¿Qué es el fracaso? ¿El éxito normativo nos da la felicidad o puede ser la causa de nuestro sufrimiento? ¿Podríamos no sufrir la represión del sistema transformando nuestra perspectiva, el punto de vista de nuestra realidad? Sigue leyendo

Anuncios

“Bio-Hombre” y “Bio-Mujer”. Neo-lenguaje binarista y tránsfobo

bmowi4lfpGracias al activismo LGTB+, como a la teoría y al activismo Queer, hemos ido construyendo progresivamente un lenguaje que se puede considerar “intrínseco” a la diversidad afectivo-sexual y de género. Este lenguaje pretende no ser discriminador (algo que a veces no lo conseguimos), ser igualitario, ser en parte comunitario y en parte individualmente empoderador, ser respetuoso con las identidades no normativas, evitar la negación o el escepticismo de las identidades ajenas… La realidad de la disidencia sexual, afectiva y de género como comunidad no ha sido siempre la misma, como las realidades individuales de la comunidad L, la comunidad G, la comunidad B, la T, la comunidad intersexual… también han variado a través del tiempo, según incontables factores de influencia como podían ser la sociedad, la jerarquía de poder, la jerarquía económica, la influencia de la religión… Sigue leyendo

Una palabra curiosamente peligrosa: “Normal” y la inclusión normativizante

bmowi4lfpHablar adecuadamente, utilizar el lenguaje correctamente, es muy importante. Traté de explicarlo y demostrarlo en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados” y traté de ofrecer correctas definiciones que aclarasen los términos más utilizados en el activismo LGTB+ en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados 2: Glosario de terminología LGTB+“. En nuestro lenguaje queda muy reflejada la diversidad y por ello debemos hablar con propiedad. Además, quiero expresaros mi deseo de llamar a la concienciación a todo ser humano que lea estas líneas. Este artículo que escribo pretende reflexionar sobre esa palabra tan (¿mal?) usada, la palabra binarista “normal” y el movimiento “normalizador” (¿normativizante?) de las diferentes disidencias y/o diversidades.
Sigue leyendo

La paradoja de la soledad individualista en un mundo sobrepoblado

También publicado en Ecopolitica.org

bmowi4lfp‘Nosotros los verdes’, recordando el artículo traducido para EcoPolítica de Murray Bookchin, hemos trabajado y estudiado profundamente la sociedad y su construcción sociocultural, la ciudadanía y sus relaciones interpersonales en la construcción de su identidad individual y colectiva, hemos defendido nuestra ideología que reclama cambios sociales radicales (no confundir ‘radical’ con ‘extremismo’) que involucren el medioambientalismo pero que abarquen todo el espectro ecologista… Debo reconocer que gran parte de mi ideología se basa en los pilares ecologistas redactados y propuestos por los Global Greens de Canberra (2001), de los que ya he hablado en mis dos artículos anteriores sobre ecologismo y que confieso, me representan profundamente. Recordaremos teniendo presente éstos, que el reconocimiento de la igualdad plena entre ciudadanos del mundo y la reivindicación del respeto a la diversidad, de valor intrínseco propio, son imprescindibles. Esta última recoge la diversidad afectivo-sexual (homosexualidad, bisexualidad, pansexualidad, asexualidad…), la diversidad de género (ecofeminismos, nuevas masculinidades e identidades no binarias), la diversidad racial y/o étnica,  la diversidad de sexo (siendo inclusivos con la intersexualidad y el hermafroditismo), la diversidad de clases, incluso la diversidad de fe o espiritual. Sigue leyendo

Análisis del libro “Global Gay”: la revolución de la igualdad y el respeto

También publicado en Ecopolítica.org

bmowi4lfpDesde hace algunos años, se habla de, se debate y se escucha regularmente la palabra ‘revolución’. Si hablamos acerca de las distintas revoluciones sociales, podríamos identificar la ‘revolución’ feminista, aquella revolución donde las mujeres se empoderaron para reivindicar su identidad femenina contra el machismo, la misoginia y el patriarcado, incluyendo a las mujeres no blancas, no heterosexuales, no cisexuales y no cisgénero; enseñando a toda la población la necesidad de la igualdad de género. También podríamos identificar la ‘revolución’ racial, cuando las personas no blancas lucharon por defender sus identidades y sus derechos humanos frente a la supremacía blanca que les discriminaba jerárquicamente a categorías de inferioridad, ya sea en el norte global (todos aquellos países que encajarían en la categoría ‘primer mundo’. Ver “Cooperación al posdesarrollo” de Florent Marcellesi) o en el mismo Apartheid sudafricano. Actualmente, hay quien se atreve a asegurar que estamos viviendo y experimentando una nueva revolución. Generalmente llamada ‘revolución del amor libre’ (que no libertino) o ‘revolución LGTB+’, puedo decir que personalmente, también la llamo ‘revolución de la igualdad y el respeto’. ¿En qué consiste esta revolución? ¿Dónde está representada? Sigue leyendo

¿Ocio o negocio? Su control lucrativo por parte del hetero-sexismo

bmowi4liiaa0qfp (1)El capitalismo es un sistema económico de consumo voraz que privilegia a quienes más tienen y va en detrimento de las clases trabajadoras. Obviamente el capitalismo tiene amig@s que favorecen que se perpetúe, llamados: política neoliberal, corrupción, clasismo, monarquía, la incentivación del consumismo y materialismo en el que “tanto tienes, tanto vales”… Al igual que un virus que se extiende por un organismo, el capitalismo voraz también es capaz de extenderse por la sociedad, incluso de las formas más sutiles, con una necesidad de venta-compra para “estar a la última”.
Sigue leyendo