‘El chico de las estrellas’ de @ChrisPueyo: superación y lecturas poéticas

bmowi4lfpHe de reconocer, no sin cierta vergüenza, que este libro ha sido la primera historia novelada sobre cultura y realidad LGTB+ que, llegando a mis manos, he leído. Si bien, es conocida mi predilección por la categoría del ensayo, no tanto queriendo demostrar sino viviendo la que creo que es mi pasión, el activismo y el desarrollo del discurso LGTB+Queer, me animé a leer el que posteriormente sería un gran descubrimiento. ¿Quién me iba a decir a mí, que aún tenía prejuicios escondidos detrás de la puerta del desván? Pues sí, efectivamente; reflexionando sobre las diferentes formas de escribir, me encontré presuponiendo que las historias noveladas LGTB+ se caracterizarían por ser cursis, pregoneras del amor romántico con el príncipe que trota en su blanco corcel e historias fantásticas en las que perderse sin una clara intención de obtener una conclusión final, una reflexión. Sigue leyendo

Anuncios

De éxitos y de fracasos: capitalismo, felicidad y sufrimiento

bmowi4lfpTanto el ‘éxito’ como el ‘fracaso’ son conceptos muy relativos debido a que son muy interpretables según en qué situaciones se estén utilizando, pero a pesar de ello, me gustaría realizar la reflexión que en este artículo llevo a cabo. ¿Qué es el éxito? ¿Qué es el fracaso? ¿El éxito normativo nos da la felicidad o puede ser la causa de nuestro sufrimiento? ¿Podríamos no sufrir la represión del sistema transformando nuestra perspectiva, el punto de vista de nuestra realidad? Sigue leyendo

Catolicismo y diversidad afectivo-sexual y de género (LGTB+)

bmowi4lfpDifícil tema para escribir sin duda. Difícil y polémico. A pesar de todo, creo sinceramente que éste es un buen momento para abordar el tema, después de ciertos debates privados bastante intensos. En nuestras ‘queridas’ dicotomías socio-culturales, suele hablarse de la religión como la opuesta a la ciencia, que no es diferente al eterno debate entre conservadurismo (asociado a religión) contra progresismo (asociado a ciencia). Ello, es un claro error. ¿Acaso la ciencia no puede ser conservadora intentando “curar” la homosexualidad? ¿Acaso la religión no puede ser progresista? Es importante como seres humanos que somos (en igualdad, como a mi me gusta decir), dejar el dogmatismo de lado y abrir nuestras mentes más allá de la dicotomía, de lo construido socialmente y del enfrentamiento por el enfrentamiento sin la contemplación de la diversidad. Al igual que hay diversidad en la ciencia, hay diversidad en la religión. Las piedras de nuestro camino vuelven a ser los constructos sociales. ¿Por qué no nos detenemos a deconstruir los esquemas pre-construidos? Matizo que, aunque he mencionado la religión, voy a centrarme en el cristianismo católico que me es más conocido y cercano. Reflexionemos.  Sigue leyendo

El neoliberalismo capitalista contra el ecofeminismo combativo.

bmowi4lfpEl capitalismo es una forma rápida y global de deterioro de las diferentes sociedades mundiales. Esto es debido a las formas de relación del capitalismo donde el rédito positivo es lo único importante, ya sea a base de guerras, de vulneración de derechos humanos, de explotación de países y biodiversidad… Es muy necesario que nos concienciemos sobre la nocividad de este modelo económico que produce tantas injusticias, desigualdades, abusos de poder, materialismo… Todo ello está muy relacionado con el individualismo que tanto gusta al neoliberalismo mercantil, que pretende enfrentar más que compartir, capitalizar más que hermanar. El individualismo cala profundo en el neoliberalismo capitalista puesto que todo es comparable, todo es susceptible de ser jerarquizado, de ser comprado y vendido. La lucha contra el capitalismo ha sido integrada por muchos colectivos, agrupaciones y movimientos alternativos llamados “antisistema”, pero ¿acaso es realmente negativo ser antisistema? ¿Acaso es tan malo buscar la forma de transformar nuestro sistema para que sea más horizontal y más ecologista? En cuestiones de socio-economía, podemos encontrar dos tipos de binarismos contra los que deberemos seguir luchando: [capitalista-anticapitalista] y [capitalista-comunista]. Sigue leyendo

Activismo LGTB+ vs. Activismo Queer y la evidencia de su complementariedad

bmowi4lfpCuando se habla de activismo, suele cómo no, utilizarse un binarismo (tan propio de nuestra(s) sociedad(es). Ya he hablado de otro tipo de binarismos en mis anteriores artículos). Suelen contraponerse abiertamente el activismo LGTB+ y el activismo Queer. ¿Por qué tanto enfrentamiento en dos formas de activismo que bien podrían ser complementarias? Y en la gran mayoría de ocasiones, hay activistas que únicamente reivindican el activismo LGTB+ y hay activistas que únicamente reivindican el activismo Queer. Desde mi punto de vista, esto es un claro error. Deberían aunarse las dos formas de activismo, contemplando las perspectivas individuales (que no individualistas) para conseguir la mayor objetividad, la mayor efectividad, la mayor concienciación y la mejor forma de activismo posible y plausible: el activismo Queer + el activismo LGTB+. Sigue leyendo

Una palabra curiosamente peligrosa: “Normal” y la inclusión normativizante

bmowi4lfpHablar adecuadamente, utilizar el lenguaje correctamente, es muy importante. Traté de explicarlo y demostrarlo en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados” y traté de ofrecer correctas definiciones que aclarasen los términos más utilizados en el activismo LGTB+ en mi artículo “La necesidad de usar los términos adecuados 2: Glosario de terminología LGTB+“. En nuestro lenguaje queda muy reflejada la diversidad y por ello debemos hablar con propiedad. Además, quiero expresaros mi deseo de llamar a la concienciación a todo ser humano que lea estas líneas. Este artículo que escribo pretende reflexionar sobre esa palabra tan (¿mal?) usada, la palabra binarista “normal” y el movimiento “normalizador” (¿normativizante?) de las diferentes disidencias y/o diversidades.
Sigue leyendo

“Yo se de dónde vengo. Yo sé cómo he estado”, la canción de las identidades discriminadas

Para quien no conozca la canción “I know where I’ve been” (versión de Glee) sobre la que voy a hablar, ved primero el vídeo y luego leed el artículo:

Sigue leyendo